Buscar:
Edición:
Óscar Maúrtua de Romaña
El Retorno de APEC al Asia Pacífico con la Economía Digital
13-Nov-2018
XX Aniversario de la Paz de Perú y Ecuador
02-Nov-2018
Proyecciones del Perú para su Ingreso a OCDE
11-Oct-2018
Quo Vadis Perú ante la OCDE
27-Sep-2018
UNASUR tras una Década de Creación
10-Sep-2018
UNASUR tras una Década de Creación
Ver más
Óscar Maúrtua de Romaña
10-Sep-2018
UNASUR tras una Década de Creación
Suramérica tendrá conformar alianzas donde prime el sistema democrático que es compatible con el libre comercio, que le es afín por el respeto a las libertades, señaló Óscar Maúrtua de Romaña, ex Canciller de la República del Perú.
UNASUR tras una Década de Creación

(foto:alanei.com)

La Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), fue fundada en el 2008, por los países suramericanos que anhelaban contar con un ente que consolidara los anhelos de cooperación de nuestro subcontinente. Sin embargo, UNASUR surgió con nobles propósitos, pero prontamente cayó en la visión sesgada de naciones orientadas por el “Socialismo del Siglo XXI” en América Latina, impulsadas por los gobiernos de turno de Brasil, Venezuela, Argentina, Bolivia y Ecuador, y otros Estados que apostaron por la creación de una “Ciudadanía Regional”, y por ende lograr una “Integración Regional”.

No obstante, se debe precisar que UNASUR reemplazó los propósitos originarios de la Comunidad de Naciones Suramericanas, que en Cuzco en el 2004, en la 3ra Cumbre de Presidentes de Sudamérica fue fundada, según los modelos de CAN y MERCOSUR, donde los Estados Miembros, se comprometieron a fortalecer la integración, fomentar el comercio e incentivar la paz y seguridad de la región, entre otros.   

En esta década, UNASUR, ha evidenciado una crisis, que empieza a surgir a razón del cese de Ernesto Samper, Secretario General, en enero de 2017, y la ausencia de consenso para designar al sucesor. La presidencia Pro Tempore la tiene en este momento, Bolivia, que debe ponerse de acuerdo a sus pares para la toma de decisión de este caso, y otros temas fundamentales.

Tras diez años de constantes cambios económicos y fenómenos socio - políticos que atravesó la región, la visión de futuro de UNASUR, viene demostrando momentos de desintegración, pues seis Estados, como Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Perú y Paraguay, anunciaron su retiro temporal. Recientemente, luego de asumir el cargo el nuevo mandatario colombiano, Iván Duque, reiteró la salida de su país pero de forma definitiva.

Lamentablemente, es innegable decir, que una de las principales causas de este triste desenlace, es el reitero, la orientación sesgada y la alta carga ideológica que albergó en sus fundamentos de integración política primigenia. Es penoso, que un nuevo ensayo de cooperación fracase por la ausencia de liderazgo visionario, dependiente de tendencias políticas y que refleja su crisis cuando seis de sus doce miembros, es decir la mitad, ha manifestado su alejamiento. La polarización de la democracia versus populismo, ha hecho que este proyecto sudamericano esté atravesando un proceso de extensión que puede ser calificado como fallido.     

En esta línea, cabe enfatizar según las estimaciones y proyecciones de CEPAL al 2011, cuando los doce Estado Miembros estuvieron participando activamente, se menciona que el bloque en su conjunto estuvo conformado por 391.841.958 habitantes, que representaban el 68% de la población de América Latina y el 5.7% de la población mundial. El PBI regional a nivel mundial representaba un el 5.9%, mientras que el PBI per cápita promedio fue levemente superior a los 1,000 dólares PPA (Paridad de Poder Adquisitivo).

Así también, el Informe de CEPAL, cita las peculiaridades que caracterizaron a UNASUR, (…) su carga tributaria (22.9% del PIB), considerada baja en relación con las economías desarrolladas (36.2% en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE) y alta con respecto a los países centroamericanos.

Por otro lado, es preciso enfatizar la posición del UNASUR, frente a la crisis humanitaria en Venezuela, que producto del gobierno dictatorial, no ha dado pronunciamiento alguno, a pesar de ser obvia la desesperada diáspora que a traviesan las familias venezolanas.  Se infiere, que producto de la omisión de información y posición del bloque, generó incomodidad en los seis países que se retiraron. 

En suma, no cabe duda que la integración política que se planteó la organización, no fue ni social ni económicamente viable para la región, ya que apenas a diez años de su creación, se podía observa su desintegración, producto de los enfoques ideológicos polarizados  que orientaron sus objetivos.

Por ello, es oportuno resaltar, los esfuerzos que vienen dándose en otros bloques económicos y sociales, con impacto político regional, como es la Alianza del Pacífico, que partiendo de los lazos comerciales, brinda resultados económicamente realizables para el desarrollo sostenible de las cuatro naciones que los conforman. Incluso, otras principales economías del Asia Pacífico como Singapur, Australia, Nueva Zelanda y Canadá, están en proceso de incorporación al bloque, como Estados Asociados, por la alta capacidad de inversiones e intercambio comerciales que proyecta; todo ello a su vez amparado en un Estado de Derecho, que es reflejo de sus valores democráticos.

En conclusión, Suramérica tendrá que recomponerse con seriedad para conformar alianzas donde prime el sistema democrático que es compatible con el libre comercio, que le es afín por el respeto a las libertades que anhelan nuestras poblaciones.

CENTRUM PUCP no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados.

Óscar Maúrtua de Romaña
Imagen de la sección

Abogado y Diplomático. Graduado de la PUCP como Bachiller en Humanidades y Licenciado en Derecho de la UNMSM, así como Licenciado en RR.II. de la Academia Diplomática del Perú. Postgrados de las Universidades de Oxford, John Hopkins y Comité Jurídico Interamericano de la OEA. Secretario General de la Presidencia de la República. Embajador en Canadá, Bolivia, Thailandia, Vietnam, Laos y Ecuador. Director de la Academia Diplomática, Sub-Secretario de las Américas, Secretario de Política Exterior, Vice Ministro y Secretario General de Relaciones Exterior y Canciller de la República. Representante de la OEA en México. Director General dela Escuela de RR.II. de la UTP. En Septiembre último fue elegido por los próximos 5 años "Presidente de la Sociedad Peruana de Derecho Internacional".

Ha ejercido la docencia como Instructor de Cátedra en la Pontificia Universidad Católica del Perú,  la Academia Diplomática del Perú. Titular de la Sociedad Peruana de Derecho Internacional (SPDI), del Consejo Consultivo Empresarial de CENTRUM Católica y de la Comisión Especial de Relaciones Exteriores del Colegio de Abogados de Lima. Actualmente es Profesor e Investigador en CENTRUM Católica Graduate Business School.

Es autor de varias publicaciones y ha recibido diversas condecoraciones tanto nacionales como extranjeras:Premio Nacional de Cultura, Perú. (1968) /Doctor Honoris Causa en Derecho en la Universidad de Winnipeg, Canadá. (1988) /Doctor Honoris Causa en Derecho de la Universidad de Assumption de Bangkok, Tailandia (1999), entre otros.

Developed by VIS