Buscar:
Edición:
Columnas de Opinión
10-Dic-2018
Las Variables para un Diseño Organizacional
Las organizaciones deben tener variables a considerar para alcanzar la visión y estas tienen que estar organizadas y “orquestadas” adecuadamente para poder competir a nivel global, señaló José Carlos Véliz Profesor de CENTRUM PUCP.
Las Variables para un Diseño Organizacional

(foto:impulsohumano.mx)

El liderazgo del gerente puede ser una de estas variables a considerar. Según Clark S. (1995) comentó que “un patrón de liderazgo efectivo se da dependiendo de la interacción de una serie de variables, incluida la estructura de la tarea y el poder de posición de liderazgo”. Esto sustenta nuestro comentario y argumenta que existen algunas variables que se deben de interrelacionar en una organización para el logro de los objetivos deseados.

Está demás comentar que el líder detecta las oportunidades del entorno en un primer momento y estas deben ser evaluadas para un mejor desenvolvimiento de la organización como comentó Sus E.D et al (2015) “el reconocimiento del entorno no solo responde a la consideración de los factores externos”. Esto es preponderante para poder identificar las oportunidades, mediante el análisis PESTE (Político, Económico, Social, Tecnológico, Ecológico).

Las estrategias que proyecte el líder no solamente deberán estar bien plasmadas para poder ser implementadas, o basarse en una estructura que la soporte, sino también es necesario una interrelación y orquestación de las mismas teniendo en consideración las oportunidades como comenta Felin T. & Powell T en su artículo “Designing Organizations for Dynamic Capabilities”.

“Ya no es una cuestión que la "estructura sigue la estrategia" o "la estrategia sigue la estructura", sino de estrategias de orquestación continua y estructuras que permiten la detección, configuración y aprovechamiento de oportunidades de mercado”. (Felin T. & Powell T, 2016, p.81).

El líder también debe tener en consideración la estructura de la organización,  según Kim I. (2007)  comentó “el bienestar de una organización se basa en la estructura, ya que una con mayor niveles, mayor será el problema de coordinación, por lo tanto, será mejor en una estructura organizacional plana en la que los agentes puedan controlar el área que le corresponde”, y esto también es fundamentado por Keidel R. (1994) quien comentó que “un equilibrio de control jerárquico, autonomía individual, unidad y cooperación espontánea, cada organización y unidad dentro de ella, debe priorizar el control, la autonomía y la cooperación”.

Así también Hernaus T. et al (2013) tiene en consideración que los líderes y gerentes deben centrarse también en la capacidad de poder diseñar sus procesos dentro de la organización y ser capaces de diseñar la relación que existe entre variables y estructura de la organización. Esto se condice con lo señalado por Joffe G & Donaldson L (2014) que “una organización es una pirámide, por lo que hay más personas en la parte inferior que en la parte superior. Agregar un nivel en la parte inferior acomoda a muchas más personas cuando la organización es grande que cuando es pequeña. El tamaño en la organización puede tener consideraciones en la toma de decisiones y si esta no está alineada a la estrategia de la organización dificulta la obtención de los resultados. Un aliado es la Tecnología de la Información para poder agilizar los procesos y automotizarlos.

Con relación al párrafo anterior Lucas H. et al (1994) comenta que “la tecnología de la información permite la automatización del procesamiento de la información y las tareas, los flujos de trabajo electrónicos permiten el interés en la reingeniería de procesos a medida que las organizaciones eliminen el papel y realicen la mayor parte de su procesamiento mediante formularios e imágenes electrónicas, los sistemas de flujo de trabajo se agilizarán”. Por lo que la toma de decisiones de los líderes permitirá un mejor alcance para la visión de la organización.

Todo lo comentado anteriormente es expuesto por Galbraith, J. R. quien planteó un modelo estrella en el cual se interrelaciona la estrategia, estructura, procesos, recompensas, personas y esta interrelación incide sobre el comportamiento, cultura y desempeño en los miembros de la organización y estos tienen que estar alineados para el logro de los objetivos.

Podemos tener en consideración que existen otras variables que los líderes deben tomar en consideración como la tecnología de la información, la estructura, la organización de tareas y que el liderazgo no solamente sea dar un empowermet, sino que todas estas variables estén coordinadas para alcanzar la visión teniendo en consideración un control de cada una de estas variables, ya que lo que no se mide no se controla ni se mejora.

Lear artículo completo. Hacer clic 

CENTRUM PUCP no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados.

Developed by VIS