Buscar:
Edición:
Mario Alor
17-Oct-2018
La Tecnología en las Organizaciones
Es importante implementar medidas de seguridad con el uso de la tecnología en las organizaciones sostuvo Mario Alor, profesor de CENTRUM PUCP.
La Tecnología en las Organizaciones

(foto: mundo.sputniknews.com)

Diariamente nos enfrentamos a una vorágine de actividades que ocupan gran parte de nuestro tiempo y energía. Entre las responsabilidades de nuestros trabajos, nuestros hogares, el estrés del traslado diario acompañado de noticias desagradables, nos impulsan a vivir de manera acelerada y a actuar casi como autómatas. La cantidad y rapidez de la información que llega a nuestras manos está haciendo que tomemos muchas veces decisiones apresuradas.

En un mundo como el de hoy, tecnologías como el Big Data y la Inteligencia Artificial (AI) nos ayudan en este proceso de toma de decisiones y a la vez nos están facilitando la vida en muchos ámbitos tanto a las organizaciones como a las personas tal es así que es muy común utilizar aplicativos para casi todo.

La tecnología constituye una gran ayuda e indudablemente facilita el proceso de administrar grandes volúmenes de información y de toma de decisiones. Pero cuidado acaso ¿la tecnología nos está haciendo dependientes de ella?, ¿estas herramientas tecnológicas están ocasionando que cada vez usemos menos nuestro cerebro y nuestra capacidad crítica?,  ¿estamos perdiendo habilidades?

Hace más de 2200 años uno de los más grandes científicos de la historia Eratóstenes, pudo medir la circunferencia de la tierra apenas con unas estacas de madera, la observación de sus sombras sobre el terreno y la iluminación del sol en el fondo de un pozo de agua, las distancias entre dos ciudades conocidas por él como Siena (hoy Asuán, Egipto) y Alejandría y la trayectoria del Sol hasta el cenit, además de algunos conocimientos de trigonometría básica, le permitieron lograr esta medición con un error de menos del 1%.

La habilidad humana de pensar, reflexionar y sentir tanto como crear, innovar y encontrar sentido a las cosas es infinita y en tiempos como los de hoy debemos aprovechar el enorme desarrollo de tecnología y complementarlas con estas habilidades humanas (softskills) para obtener el máximo beneficio para nuestras organizaciones y no hacernos dependientes de ellas.

Recientemente, un estudio de Big Data hecho por economistas de Commerzbank de Alemania, le otorgó a la selección alemana de fútbol el cartel de favorito con un 18% de posibilidades de ganar el mundial de Rusia 2018 frente a un tímido 7.3% de probabilidad de levantar el trofeo a la selección de Francia.

De la misma manera un sistema de Inteligencia Artificial (AI) desarrollado por un grupo de investigadores de la Universidad Técnica de Dortmund, Universidad Técnica de Munich y la Universidad de Ghent, desarrolló un modelo algorítmico que relacionó información como las características particulares de los futbolistas, resultados de las selecciones, población y el Producto Bruto Interno (PBI) de los países participantes entre otros datos, habiendo realizado hasta 100,000 simulaciones de posibles resultados ubicaron a Alemania y España como los favoritos a obtener el título. Tanto el Big Data como la Inteligencia Artificial se equivocaron.

David Farrell responsable general de IBM Cloud y Watson, durante su ponencia en el Digital Business World Congress 2018 realizado en Madrid en el mes de mayo, sostuvo que las máquinas no han venido a reemplazarnos sino a darnos apoyo para que seamos más eficaces y productivos.

No debemos entregar todo nuestro esfuerzo, habilidades y capacidad a lo que puedan hacer las máquinas y la tecnología por nuestras organizaciones y por nosotros. Es el ser humano quien desarrolla los algoritmos, los provee de datos, entiende la realidad, le pone límites, la experimenta y la modela. Las decisiones las seguiremos tomando nosotros.

Ni el mayor de los desarrollos en Inteligencia Artificial (AI), ha superado la capacidad de crear, razonar de manera analítica y crítica frente a una situación o problema en particular del ser humano. La resolución de gran cantidad problemas matemáticos a partir de la creación de algoritmos es una característica de las grades computadoras pero solo a partir de situaciones repetitivas como el caso de la supercomputadora DeepBlue que por primera vez en el año 1996 ganó a Gary Kasparov Campeón Mundial de Ajedrez o Watson que ganó el famoso programa concurso de preguntas sobre numerosos temas Jeopardy en 2011.

Hasta la fecha ninguna “gran computadora” con inteligencia artificial posee habilidades de inteligencia emocional y liderazgo que le permita asumir la responsabilidad de dirigir un equipo de trabajo. El gran objetivo será entonces, trabajar de manera integrada junto a las máquinas, continuar desarrollando las habilidades del ser humano junto al potencial de la tecnología, ayudándonos a tomar las mejores decisiones para nuestras organizaciones y asumir con responsabilidad los resultados de nuestras decisiones y no dejar todo a las computadoras.

Se imaginan lo que hubiera logrado Eratóstenes de Alejandría con el Big Data o con la Inteligencia Artificial (IA).

CENTRUM PUCP no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados.

Mario Alor
Imagen de la sección

Mario Alor, es Master en Estrategia y Liderazgo por CENTRUM-PUCP, Master en Ingeniería Industrial y Bachiller en Ingeniería Naval por la Universidad Nacional de Ingeniería.

El profesor Alor tiene más de 20 años de experiencia en el área profesional de Ingeniería Naval, además cuenta con amplia experiencia en la Gestión de Proyectos y Gerencia de Operaciones Productivas, habiendo participado directamente en importantes Proyectos de Construcción de Naval en los Servicios Industriales de la Marina-SIMA.

Ha participado como miembro del Comité Consultivo de la Facultad de Ingeniería Mecánica FIM - Escuela de Ingeniería Naval, que obtuvo la Acreditación Internacional ABET en Septiembre de 2017.

Actualmente se desempeña como Profesor en el Área de Operaciones-Logística-Cadenas de Suministro y Tecnologías de CENTRUM Católica Graduate Business School. 

Developed by VIS