Buscar:
Edición:
Inicio > FORO PERÚ OCDE 2016
FORO Perú OCDE 2016
29-Nov-2016
OCDE: Informe de Diagnóstico Resumen Perú 2016
Perú ha sido uno de los actores económicos más sólidos de América Latina en los últimos años, señala OCDE en su informe.

En el siglo XXI, las competencias se han convertido en un factor clave para lograr el bienestar individual y el éxito económico de cualquier país. Sin una inversión adecuada en competencias, la gente languidece en los márgenes de la sociedad, el progreso tecnológico no se transforma en crecimiento y los países son incapaces de competir en una economía mundial que se basa cada vez más en el conocimiento.

La Estrategia de Competencias de la OCDE brinda a los distintos países un marco de referencia útil para analizar sus fortalezas y debilidades, al que pueden remitirse para adoptar medidas concretas en relación con los tres pilares en los que se apoya todo sistema nacional de competencias: 1) desarrollar las competencias relevantes desde la infancia hasta la edad adulta; 2) activar la oferta de competencias en el mercado laboral, y 3) utilizar las competencias adquiridas de manera eficaz en el ámbito socioeconómico. Además, como cuarta y última dimensión sistémica, una estrategia de competencias efectiva debe reforzar la colaboración y coherencia de políticas entre los actores responsables y participantes en los tres pilares antes mencionados


Construyendo una estrategia de competencias eficaz para el Perú

Perú ha sido uno de los actores económicos más sólidos de América Latina en los últimos años. El crecimiento de su PIB per cápita, a un ritmo casi constante a lo largo de la última década, ha ido acompañado de un marcado descenso en los índices de pobreza. Al día de hoy, el progreso económico de Perú se ha debido en gran parte a la abundancia de recursos naturales y a los elevados precios de las materias primas en el mercado mundial. Por ello, resulta fundamental para el Perú garantizar una diversificación de la producción, aumentar la capacidad de exportación e integrarse en las cadenas de valor mundiales con bienes y servicios de mayor valor agregado. Fomentar el desarrollo, la activación y la adecuada utilización de competencias será esencial para lograr estas metas. Tal y como se ha demostrado en la evaluación de competencias de adultos (PIAAC), que Perú está implementando actualmente, unas mejores competencias no implican únicamente mayores niveles de productividad económica, sino también otros beneficios relevantes, como una mejor salud, más confianza y una mayor propensión a contribuir con la sociedad a través de otras múltiples actividades, muchas de ellas no remuneradas.

En 2014, la proporción de adultos peruanos con un nivel de máximo de estudios equivalente al ciclo superior de educación secundaria (34%) era relativamente próxima a la media de la OCDE (40%); además, las tasas de ingreso a educación terciaria también han aumentado significativamente. A pesar de los recientes progresos, Perú sigue contando con una mano de obra comparativamente poco cualificada, y una concentración relativamente alta de actividades de bajo valor agregado, lo que redunda en una elevada presencia de empleo informal.

Descargue el informe completo de la OCDE. Hacer clic 

CENTRUM Católica no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados.

Developed by VIS