Buscar:
Edición:
Santiago Carpio
09-Nov-2018
El Conocimiento del Interlocutor
La perspectiva comunicacional, debe ayudar a identificar las maneras de interrelacionarse, ver, entender y aprender, indicó Santiago Carpio, Profesor de CENTRUM PUCP.
El Conocimiento del Interlocutor

(foto:larepublica.com)

Al iniciar una intervención social, diseñar y ejecutar un proyecto, prevenir conflictos o promover desarrollo, supone en cualquiera de los casos, un trabajo serio, integral donde participen varios agentes para lograr objetivos y metas cuantificables y significativas, y sobre todo se atienda las expectativas de los involucrados. Para ello es indispensable una comunicación eficiente y eficaz desde el inicio, donde la escucha activa sea el punto de partida y el conocimiento del interlocutor sea la base.

Reconocer las necesidades o problemas que enfrenta una comunidad específica, es elaborar un diagnóstico sobre su situación en general y un marco lógico que defina el norte del proyecto. Debe implicar un trabajo compartido entre la comunidad y los encargados de la intervención, sea empresa o estado, para que las necesidades e intereses de las partes queden claramente establecidas y se determine la situación en el que estas se encuentran.

Debemos recordar que la primera impresión que nos llame la atención para una posible intervención, solo nos acerca a los síntomas y no necesariamente a la real problemática de una población. Estamos en muchos casos, cargados de prejuicios y anticuerpos que no necesariamente nos ayuda a entender una problemática y menos a las personas o comunidades involucradas.

Es indispensable definir con claridad el problema que deseamos afrontar, establecer una línea de base que nos permita determinar a dónde queremos llegar. Es indagar los niveles de conciencia, participación en la solución, compromiso o delegación que tiene la población frente a su propia realidad para determinar con quién debemos trabajar, quién posee representatividad legal y legítima. Al mismo tiempo ubicar qué otras organizaciones u organismos trabajan en la zona, qué aspectos aborda y qué tanto han logrado alcanzar.

Esa aproximación resultará importante no solamente para reconocer a los agentes que intervienen en el problema y en la solución, sino y fundamentalmente, para elaborar una estrategia adecuada y articulada.

La problemática social dentro de una comunidad determinada, demanda así mismo un acercamiento histórico, antropológico, cultural y social para reconocer su cosmovisión, sus antecedentes y tal vez descubrir algunos aspectos enraizados en sus actitudes y conductas. De dónde vienen, qué los trajo hasta allí, cuáles eran y son sus expectativas, cuáles son sus sabidurías y creencias, qué los hace particulares entre otras muchas preguntas e inquietudes.

La mirada socio – política es necesaria también para una intervención social, pues supone un reconocimiento de las relaciones de poder al interior de la comunidad y de sus referentes en otras organizaciones comunales de su entorno. Pasa por identificar liderazgos y empoderamientos.

Asimismo, la perspectiva comunicacional, debe ayudar a identificar las maneras de interrelacionarse, ver, entender y aprender, las asociaciones cognitivas y emocionales de las personas, que se codifican y decodifican de una determinada forma, y que se expresan en sus modos de comunicarse.

Luego de ello, recién podríamos atrevernos a diseñar una primera intervención que nos acerque más a la población, abra el diálogo y nos permita sostener una relación duradera, descubrir sus anhelos y resquemores y generar tanto empatía como confianza; que nos permita luego elaborar un plan integral de desarrollo.

Esto es perfectamente aplicable a un proyecto de desarrollo social o a una posible intervención de una empresa en una comunidad sea rural o urbana. Conocer en profundidad a nuestro interlocutor es indispensable.

CENTRUM PUCP no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados.

Santiago Carpio
Imagen de la sección

Santiago Carpio Valdez es Doctor en Comunicación Audiovisual y Publicidad por Universidad Autónoma de Barcelona, España. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Lima. Tiene estudios de posgrado en Estrategias de la Comunicación en la Universidad de Lima y una especialización en Producción de Televisión en la Radio Libre de Berlín, Alemania.

Asumió el cargo de director de comunicaciones DIRCOM de la Oficina General de Comunicaciones del MINEDU (2017 -2018); ex Gerente de Comunicaciones de DEVIDA, Asesor de la Oficina General de Comunicación Social (OGCS) de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) y en el Ministerio de Salud MINSA, ex Presidente del Consejo Consultivo de Radio y Televisión del Perú CONCORTV y actualmente preside el Comité de Ética de la Sociedad Nacional de Radio y Televisión SNRTV.

Ha dirigido, producido y asesorado diversos proyectos comunicacionales, programas de televisión, radio y documentales en los campos de salud pública, la lucha contra las drogas, la promoción de la pequeña y mediana empresa, la educación pública y la problemática social.

Tiene las siguientes publicaciones: Arte y gestión de la producción audiovisual Ed. UPC 2012, también una edición internacional con la Editorial U Colombia 2015. Producción Audiovisual (2 ediciones) con la Editorial de la U. Lima 1998/1999. Comunicación Estratégica (en preparación).

Actualmente es profesor en la Facultad de Comunicaciones de la PUCP y docente en CENTRUM Católica Graduate Business School.

Developed by VIS