Buscar:
Edición:
Ricardo Pino
14-Sep-2018
El Código de Ética
Los códigos de ética son necesarios para transmitir valores que la organización considera importante, sostuvo Ricardo Pino, Profesor de CENTRUM PUCP.
El Código de Ética

(foto:transparienciaactiva.com)

Cada vez son más las empresas que hacen una declaración formal de su código de ética, que busca, entre otras cosas, declarar el comportamiento esperado de sus miembros. El código de ética es importante porque envía una señal, a los grupos de interés de la empresa, respecto a lo que esta considera importante. Una pregunta que el líder de una organización se podría hacer es “¿Para qué necesitamos uno?”, y añadir “¿No bastan las leyes para saber qué se puede hacer y qué no se puede hacer?”. Queda claro, entonces, que si los códigos de ética están siendo publicados es porque su utilidad no se encuentra en explicar las leyes, ya que estas, de por sí, son de obligatorio cumplimiento. El código de ética está, más bien, para indicar aquellas cosas que, siendo legales, no serán aceptadas en una organización. Aceptar regalos de un proveedor podrá ser legal, pero en muchas organizaciones es considerado no ético, y se encuentra expresamente declarado así en su código de ética. Aquí es donde la ética puede ayudar a tomar decisiones de acuerdo con lo que la organización desee lograr en el largo plazo. Algunas decisiones de este tipo son: (a) cuánto, o bajo qué criterios, remunerar a un trabajador; (b) cómo decidir a quién ascender en una organización; (c) si brindar o no toda la información a un cliente, respecto a los productos de la empresa, para que pueda tomar una mejor decisión; etc.

Los códigos de ética son, por lo tanto, necesarios para transmitir valores que la organización considera importante. Pues bien, una cosa es declarar el código de ética y otra, muy diferente, hacerlo cumplir. Para lo segundo, debemos tener en claro que una falta al código de ética debe ser sancionada de forma tal que no se vulneren los derechos del trabajador que ha incurrido en dicha falta. En otras palabras, el trabajador debe comprometerse, por escrito, a cumplir el código de ética. Las sanciones por incumplimiento deben ser proporcionales a la falta y ser de conocimiento del trabajador. Por ejemplo, si una empresa suspendiera a un trabajador por un día, por haber faltado al código de ética, dicho trabajador podría presentar un reclamo al ministerio de trabajo y este sancionar a la organización por ir en contra de los derechos del trabajador.

Por lo tanto, las sanciones que se establezcan en el código de ética tienen que ser establecidas con cuidado. No ser seleccionado para formar equipos de trabajo podría ser una sanción al incumplimiento del código de ética, así como el no ser candidato para recibir cierto premio que la empresa quiera dar a los buenos trabajadores. En todo caso, el código de ética debe ser establecido con cuidado, ya que guiará el comportamiento de los trabajadores y será de conocimiento público.

CENTRUM PUCP no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados.

Ricardo Pino
Imagen de la sección

Ricardo Pino es Doctor of Business Administration, Maastricht School of Management, The Netherlands. Doctor en Administración Estratégica de Empresas, Pontificia Universidad Católica del Perú. Master of Philosophy, Maastricht School of Management, The Netherlands. Magíster en Administración, Universidad del Pacífico, Perú. Ingeniero Industrial, Pontificia Universidad Católica del Perú. Diplomado en Gestión e Ingeniería de la Calidad, Pontificia Universidad Católica del Perú. Certified Quality Engineer, American Society for Quality (ASQ-USA).

Actualmente es Director de Investigación y Profesor Investigador en el Área Académica de Operaciones, Logística y TICS de CENTRUM Católica Graduate Business School.

Developed by VIS