Buscar:
Edición:
CENTRUM Mujer
13-Ago-2018
Cuestión de Género
El 32% de las empresas que componen el índice S&P/BVL Perú tienen mujeres en sus directorios, pero como sabemos, ello no es suficiente, comentó Lilian del Carmen Rocca, Profesora de CENTRUM PUCP.
Cuestión de Género

 

 Lilian del Carmen Rocca, Profesora de CENTRUM PUCP

Tanto en los códigos de buen gobierno corporativo, en aquellos países como el nuestro en el que hemos optado por tener un código de adhesión voluntaria cuanto en los países que han preferido tener una ley de cumplimiento obligatorio, se habla y se escribe mucho sobre la incorporación de más mujeres en los directorios.

No soy una feminista y por ende defiendo e impulso, al igual que muchos, la mayor participación del género femenino en los directorios y la gerencia porque creo en la diversidad de enfoques y criterios y porque esos criterios y enfoques deben provenir de diferentes canteras. Los directorios con más participantes provenientes de diferentes entornos, mejoran sin duda su funcionamiento.

El Código de Buen Gobierno Corporativo para las sociedades peruanas –versión actualizada al 2014- reconoce como una buen práctica que el directorio esté conformado por personas con diferentes especialidades y competencias, con prestigio, ética, independencia económica, disponibilidad suficiente, de modo tal que haya pluralidad de enfoques y opiniones.

Como ocurrió anteriormente, la mayoría de empresas peruanas (96%) han reportado –anexo a la memoria anual 2017- que cumplen con esa práctica. En adición a ello, hay una tendencia por tener mayor presencia femenina en los directorios – el 32% de las empresas que componen el índice S&P/BVL Perú tienen mujeres en sus directorios, pero como sabemos, ello no es suficiente.

Hay opiniones en contra y a favor pero lo que no se puede negar de un lado, es que la tendencia a nivel internacional sigue y hacia arriba y, en segundo lugar que contar con diversidad de género en los directorios y en la plana gerencial suma al intercambio de opiniones, da un enfoque diferente y da una visión integral , lo que redunda en decisiones con una visión más global.

Si damos una mirada, no tan lejos, solo a nuestro vecino del sur, encontraremos que en Chile en el 2015, la Superintendencia del Mercado y Seguros modificó su norma de buen gobierno corporativo para obligar a las empresas que listan en la bolsa para que a partir del 2016 presenten reportes sobre Responsabilidad Social e informes sobre la diversidad de género en directorios y gerencias. A pesar de ello la cifra de puestos ocupados por mujeres bajo del 2017 al 2018 –bajó de 7.3% a 6.3%) y en Chile resulta todavía difícil incorporar más mujeres en los directorios.

Si las mujeres somos en el Perú el 44% de la PEA por qué no aumenta el porcentaje bajísimo de participación de mujeres en los directorios – según la publicación de la Revista Stakeholders de EY, al 2017, sólo el 5% del total de los miembros de los directorios de las empresas más líquidas de la Bolsa de Valores de Lima son mujeres y para el caso de las empresas que componen el Índice de Buen Gobierno Corporativo, este solo representa un 4%.

Busquemos pues mayor diversidad en los directorios y en la gerencia para de esta manera ser en verdad más abiertos al intercambio de opiniones, de enfoques, de perspectivas; ello mejorará la calidad de las decisiones que adoptan los órganos directivos de las empresas peruanas. Atrevámonos.

CENTRUM PUCP no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados.

Lo más leído

Developed by VIS