Buscar:
Edición:
Columnas de Opinión
Imagen del artículo
22-May-2017
Mail a los que Quieren Ser Corruptos
Imagen del artículo
15-May-2017
Imagen del artículo
08-May-2017
Imagen del artículo
02-May-2017
Imagen del artículo
24-Abr-2017
Imagen del artículo
17-Abr-2017
Imagen del artículo
10-Abr-2017
Imagen del artículo
07-Abr-2017
Imagen del artículo
03-Abr-2017
Imagen del artículo
02-Abr-2017
Blogs
22-May-2017
Rolando Arellano
Imagen de la sección

Rolando Arellano es Doctor d’Etat (Ph.D.) en Marketing Cuantitativo (Universidad de Grenoble, Francia); MBA de ESAN y Psicólogo de la Pontificia Universidad Católica del Perú.Es uno de los más reconocidos especialistas mundiales en mercadeo para economías emergentes. Es autor de 18 libros sobre el tema y de varias decenas de artículos académicos y profesionales.Es Presidente de “Arellano Marketing”, con oficinas en Perú, Bolivia, Paraguay y operaciones en diversos países. Es consultor, conferencista internacional y director de diversas empresas y organismos multinacionales.Fue Profesor Principal, Director del Departamento de Marketing y Director del MBA en Negocios Internacionales de la U. Laval, Canadá. Ha enseñado en el Instituto Tecnológico de Monterrey, el IESA de Venezuela, ESPAE de Ecuador y muchas instituciones en Colombia y diversos países. Es profesor del área de Marketing y Responsabilidad Social CENTRUM Católica.
Es columnista de El Diario el Comercio, fue fundador de la Sociedad Peruana de Marketing y ha recibido muy diversos premios y distinciones por sus logros profesionales.

Mail a los que Quieren Ser Corruptos
Por Rolando Arellano, Presidente de Arellano Marketing y Profesor de CENTRUM Católica.
Imagen del artículo

“A ti, político, empresario o simple ciudadano, que en algún momento estuviste tentado de imitar a personajes corruptos supuestamente exitosos..."

En mis archivos apareció recientemente un raro mail, que sentí como escrito por algo así como un fantasma. Se los transcribo enseguida.

“A ti, político, empresario o simple ciudadano, que en algún momento estuviste tentado de imitar a personajes corruptos supuestamente exitosos, los muchos escándalos que vemos en estos días te deberían dar al menos las siguientes enseñanzas:

1. Hoy hay pruebas para todo, cámaras de vigilancia, lista de visitantes, micrófonos, millones de personas con celulares, copias de tus mails y tus llamadas. Todo lo malo que hagas quedará registrado de una u otra forma, tal vez hasta en videos tomados por el mismo corruptor.

2. Lo malo que hayas hecho antes se sumará a todo lo malo de hoy, y tu culpa será mayor. Así, al acusarte por robar unos millones, se acordarán de esos crímenes que creíste enterrados o de los diplomas que nunca tuviste. Del árbol caído es más fácil hacer leña.

3. Todas las muchas cosas buenas que hiciste antes, si las hiciste, quedarán tapadas por tus malas acciones, como una capa de pintura espesa sobre todas las anteriores. La historia tiene gratitud corta, y solo guardará lo último que se te conoció.

4.- No te protegerá el poder o la cantidad de dinero que hayas obtenido. Peor aún, cuanto más tengas, más expuesto estarás y más fácil será ponerte en evidencia. No importa si eres el heredero de una gran empresa, o tal vez por ello, te van a atrapar.

5.- No vas a poder gozar de tus ingresos indebidos sin riesgo, pues hoy todos tus gastos se pueden conocer. Y cuanto más dinero indebido tengas, más difícil será explicar su origen. No podrás comprarte la casa que querías o la oficina que te apetecía, sin que eso te delate.

6.- Si recurres a testaferros, deberás cuidarte de ellos más que de cualquiera. Porque son los que más ganan si tú caes en desgracia, y los que más pierden si no colaboran en acusarte. No importa si son tu familia o amigos de siempre, el origen sucio de tu riqueza los autoriza a traicionarte.

7.- Poco importan tus amigos y contactos en los medios de comunicación, porque hoy cada ciudadano es investigador y periodista. Un tuit o un mensaje en Facebook, firmado o anónimo, puede mostrar tu mal comportamiento a millones de personas. Ten por seguro que en algún momento ocurrirá.

En fin, si eres gobernador, alcalde, funcionario, empresario o ciudadano que tiene tentaciones dolosas, evítalas. Y si ya te estás portando mal, tienes dos opciones: a) dejar de actuar así, para evitarte los problemas señalados arriba; o b) continuar, y convertirte pronto en un ejemplo más de que la corrupción, al menos hoy, ya no es buen negocio. En ambos casos le serás útil a la sociedad”.

El mail no tenía firma.

Artículo publicado en el diario El Comercio del 22 de mayo de 2017. Hacer clic

CENTRUM Católica no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados

Developed by VIS