Buscar:
Edición:
Blogs
25-May-2017
Iván De La Vega
Imagen de la sección

Iván De La Vega es Doctor en Ciencias con mención en Estudios Sociales de la Ciencia del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), Venezuela. Master en Política y Gestión de la Innovación Tecnológica, Centro de Estudios del Desarrollo (CENDES) de la Universidad Central de Venezuela. Sociólogo de la Universidad Central de Venezuela.

En relación a su experiencia profesional, se ha desempeñado como Profesor e Investigador Principal del Departamento de Ciencias Económicas y Administrativas (DCEA) y como coordinador de los proyectos: Fortalecimiento Institucional en materia de Ciencia y Tecnología de la USB y Evaluación del desempeño del Decanato de Investigación y Desarrollo (DID) en la Universidad Simón Bolívar (USB).

Actualmente es Profesor e Investigador en el Área Académica de Estrategia, Liderazgo y Dirección en CENTRUM Católica Graduate Business School.

Innovación Abierta ¿Aplica esta Estrategia para las Empresas Peruanas?
Por Iván de la Vega, Profesor e Investigador de CENTRUM Católica.
Imagen del artículo

Las nuevas estrategias de adaptación al mundo competitivo actual tienen que ver con el uso intensivo de conocimientos. En sociedades en transición hacia las economías de escala, es clave mejorar el desempeño utilizando redes de colaboradores que influyan decididamente en la mejora de la empresa en materia de productos y servicios.

La emergencia de estrategias como la innovación abierta (Open Innovation) referidas al diseño y uso de flujos de conocimiento en la empresa, tanto hacia adentro como hacia afuera de la misma, tienen la finalidad de acelerar los procesos de innovación internos y expandir las capacidades hacia el exterior de la misma para impactar en los mercados con el uso de la innovación.

El referente teórico más utilizado en la literatura sobre innovación abierta es aquel que la postula como la combinación de ideas internas y externas, así como las vías que permiten una mejor comercialización y el desarrollo de nuevas tecnologías a todo tipo de mercados.

Uno de los autores de mayor relevancia en el tema Chesbrough, (2003) señaló desde hace unos años que hay por lo menos cuatro factores críticos que influyen en el auge de la innovación abierta:

1. El incremento de la movilidad y disponibilidad de capital humano de alto nivel. Como resultado, el conocimiento ha salido de los laboratorios de I+D de las grandes empresas y ha fluido entre las firmas.

2. Hay mayor disponibilidad de capital de riesgo, lo cual ha hecho posible que buenas ideas y tecnologías prometedoras sean desarrolladas fuera de las empresas, por ejemplo, en la forma de “start-ups” o nuevos “emprendimientos”.

3. Han crecido las posibilidades para el desarrollo adicional de ideas y tecnologías fuera de la empresa, por ejemplo, en la forma de “spin-offs” o a través de licenciamiento.

4. Otras empresas en la cadena de suministro, por ejemplo los proveedores, desempeñan un papel cada vez más importante en los procesos de innovación.

Estos cuatro aspectos hacen que se modifique la “infocultura” organizacional para potenciar la generación de nuevos conocimientos y eso obliga a gerenciar las empresas de forma distinta. Un cambio de sentido común en el que se deben adoptar nuevas estrategias que permitan el acceso sistemático a incorporar permanentemente nuevas ideas, recursos y tecnologías externas en un mundo donde los networks se hacen cada vez más imprescindibles.

Esto ha impactado de tal forma en el mundo globalizado actual que han surgido nuevos actores y tipo de relaciones y esto se ha denominado como el capital relacional. En realidad es la red de nuevas relaciones que involucra a los centros generadores de conocimiento como institutos de investigación, universidades, centros tecnológicos, parques científico-tecnológicos, ecosistemas de innovación, empresas del sector, las instancias gubernamentales, ONG, firmas consultoras y asesores, entro otras posibilidades. En fin, un neoecosistema ampliado donde el propósito central es generar ideas innovadoras y gestionar la transformación de las mismas en innovaciones en procesos, productos y servicios que impacten en las economías de escala. Esto significa un mundo hipercomplejo que debe ser gestionado de forma innovadora.

CENTRUM Católica no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados.

Developed by VIS