Buscar:
Edición:
Empresario
30-Ago-2017
¿Cuánto Vale tu Startup?
En la idea de negocio es muy importante tener presente la parte financiera de los proyectos, recomendó Pablo Arana, Profesor de CENTRUM Católica.
¿Cuánto Vale tu Startup?

Estoy convencido de que ustedes dominan su idea de negocio y tienen muy clara su visión de futuro. Ustedes son especialistas en lo que hacen, pero es muy importante también tener muy presente la parte financiera de sus proyectos. Ningún proyecto se puede vender si es que la parte numérica o financiera no está clara y el emprendedor está obligado a dominar esta parte para poder vender su proyecto y hacerlo realidad. Hoy les traigo un ejemplo práctico acerca de cómo o cual debería ser la visión que deben ustedes tener para sacar adelante su proyecto desde una perspectiva financiera.

Por ejemplo, tenemos un mini proyecto de cuatro años. En el año 0 que es siempre el año referencial de inversión, tiene una inversión de 100 mil dólares. Y luego tienen flujo de caja en el año 1, 2, 3 y 4 de 70 mil dólares cada uno de esos años. ¿Cómo es que están construidos esos flujos de caja?

Tips para construir este flujo de caja que va a hacer que su proyecto se venda.

Primero, en la parte operativa ustedes no tienen ningún problema, lo conocen: son los ingresos y los egresos, ya sean costos o gastos. Todo lo desembolsable, todo lo que sea dinero en efectivo, todo lo que sea cash, figura aquí. Ahora, tengan cuidado con algunos gastos que figuran en el estado de ganancias y pérdidas, como por ejemplo la depreciación y la amortización. Estos gastos no son líquidos, no representan una salida de efectivo, pero sí les permiten tener lo que se llama el escudo fiscal.

El escudo fiscal es importante porque al incluir gastos que no son desembolsos, hace que ustedes paguen menos impuesto a la renta, y este beneficio tributario es importante de considerar porque hace que su negocio sea más atractivo y no deben olvidarse de colocarlo. Por lo tanto, siempre tengan presente el escudo fiscal en sus evaluaciones. Entiéndase como incluir todo gasto, para pagar menos impuesto, lo cual es válido; y luego cuando terminan de trabajar, devuelven esos gastos para no ver el flujo de caja impactado y que sea todo dinero en efectivo.

Los costos de oportunidad

Son todos aquellos costos a los que uno renuncia para poder implementar su proyecto. Por ejemplo, si ustedes tienen un espacio que iban a alquilar y al final no lo alquilan por desarrollar su proyecto, están renunciando a tener un ingreso y esa renuncia debe ser considerada como un costo. Porque al no generar efectivo en ese proyecto de alquiler, debe el nuevo proyecto sostener y soportar todo aquello a lo que renunciaron para poder implementar su negocio. Por lo tanto, los costos de oportunidad  sí deben ir siempre en su flujo de caja, por más que no sean líquidos.

Y los costos hundidos son todos aquellos costos necesarios para evaluar la viabilidad de su idea, producto o servicio, y no deben ir en el flujo de caja. Por ejemplo, si ustedes necesitan invertir dinero para ver si su proyecto será o no viable, si su producto será comercializable o no, o si su servicio será  bien recibido, y si todavía están en duda de si funcionará o no, ese dinero no debe ser considerado porque el proyecto arranca ni bien la idea está confirmada como que es viable y va para adelante. Por lo tanto, los costos hundidos no deben figurar como parte del  flujo de caja.

Creación de valor

Ahora, como inversionista y como emprendedores apuntamos siempre a crear valor. Y la creación de valor siempre debe exceder la expectativa de quien invierte en este proyecto.  Cada uno de los flujos de caja debe ser trabajado de la misma forma. Por ejemplo, el año dos para poder ponerle precio a mí proyecto, lo que necesito es traer todos los flujos de caja al presente para compararlos con la inversión inicial y ver si es que crean o destruyen valor.

Importancia de una adecuada metodología de flujo de caja

Entonces emprendedores, mi consejo es: conozcan el “flujo de caja” de sus negocios, constrúyanlo con la metodología apropiada, definan bien su costo de oportunidad. Evalúen su proyecto trayendo todos los flujos de caja al presente mediante la metodología explicada. Y tengan muy claro que mientras mayor sea su flujo de caja y menor sea su costo de oportunidad, crearán más valor y así podrán vender su proyecto más caro porque es lo que realmente vale. No olviden que toda empresa no vale por los activos que tiene, sino por la capacidad que tiene para generar efectivo. Mientras más caja, mejor, y mientras el costo de oportunidad sea menor, mejor todavía.

Vea el video en Lecciones para Emprender. Hacer clic 

CENTRUM Católica no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados.

Developed by VIS