Buscar:
Edición:
Ramón E. Rivera Chú
25-May-2018
Pensamiento Crítico para la Gestión del Conocimiento
El modo de pensamiento metódico y reflexivo se denomina crítico pues se enfoca en los aspectos cardinales de la toma de decisión, basado en hechos objetivos y evidencias comprobadas, antes que en opiniones subjetivas, señaló Ramón E. Rivera Chú, profesor de CENTRUM Católica.
Pensamiento Crítico para la Gestión del Conocimiento

 

La tercera dimensión del Diamante de Habilidades Directivas (DHD) es el Pensamiento Crítico que debe emplear el directivo en la toma de decisiones para gestionar el conocimiento individual y organizacional.

¿Qué tiempo destina un gerente a tomar decisiones? ¿Cuántas de estas decisiones provienen de la evaluación de los datos, informaciones o conocimientos disponibles? ¿Cuántas son resultado de falacias en el razonamiento o de sesgos en la percepción de la realidad organizacional? Entendiendo que uno de los roles gerenciales es el rol decisorio para solucionar problemas, asignar recursos, emprender y negociar, estas preguntas resultan particularmente necesarias al momento de determinar la efectividad de un gerente.

Todos los días tomamos decisiones respecto a situaciones cotidianas y solemos hacerlo aplicando un pensamiento automático y rutinario. Dicho pensamiento suele recurrir al uso de falacias o trampas en el pensamiento, siendo las más comunes en el ámbito empresarial las falacias ad hominem (atacar a la persona para desacreditar su decisión), ad verecundiam (invocar al respeto a la autoridad para respaldar una decisión), ad misericordiam (apelar a la emocionalidad para manipular la toma de decisión) y ad ignorantiam (apoyarse en la inexistencia de pruebas en contra para sostener una decisión).

Asimismo, para el ejercicio de rol gerencial es necesario detenerse a pensar sobre las razones y objeciones que rodean a la decisión y examinar el proceso mismo de la toma de decisión, dentro de un marco autodirigido, autodisciplinado, autoregulado y autocorregido que evite incurrir en falacias. Este modo de pensamiento metódico y reflexivo se denomina crítico pues se enfoca en los aspectos cardinales de la toma de decisión, basado en hechos objetivos y evidencias comprobadas, antes que en opiniones subjetivas, sometido además a rigurosos estándares intelectuales para verificar su calidad, como son la claridad (ejemplos), la exactitud (certeza), la precisión (detalles), la relevancia (relación), la profundidad (complejidad), la amplitud (perspectivas), la lógica (sentido),  la importancia (prioridad), y la justicia (ética).

De otro lado, el conocimiento que le permite al directivo tomar mejores decisiones se encuentra no solo de forma explícita en la organización a través de manuales, procedimientos, guías y políticas, sino también de manera tácita en cada uno de los colaboradores en términos de sus experiencias, destrezas, talentos y educación, todo lo cual debe ser puesto en valor en el contexto organizacional para transformarlo en capital intelectual de la empresa, fomentando su identificación, desarrollo, divulgación, renovación y protección para incrementar el ROI de este activo intangible.

En tal sentido, es deseable que el directivo tome sus decisiones cotejando cada uno de los elementos del pensamiento crítico, a saber, el propósito, ¿qué trato de lograr?; la información, ¿cuáles son los hechos?; las inferencias, ¿cuál es la conclusión?; los conceptos, ¿cuál es la idea central?; los supuestos, ¿qué doy por sentado?; las consecuencias, ¿cuáles son las implicancias?; los puntos de vista, ¿qué perspectivas contemplo?; y las preguntas ¿qué intento contestar), para finalmente integrarlos de forma conjunta.

Sintetizando, esta tercera habilidad del DHD asegura una eficaz creación y distribución del conocimiento personal y colectivo para tomar mejores decisiones basados en los elementos del pensamiento crítico.

CENTRUM PUCP no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados.

Ramón E. Rivera Chú
Imagen de la sección

El profesor Rivera Chú es MSc. Management des Activités Internationales de la IAE Université Jean Moulin Lyon III, Francia, MBA in General & Strategic Management de la Maastricht School of Management, Holanda, Magíster en Administración Estratégica de Empresas de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Project Management Professional por el Project Management Institute, Estados Unidos, Colloquium on Participant Centered Learning (Programa CPCL), Harvard Business School, Estados Unidos, Auditor Líder por Lloyds Register Quality Assurance, Reino Unido, Diplomado en Habilidades Directivas y Liderazgo por la Universidad Adolfo Ibáñez, Chile, Ingeniero Industrial por la Pontificia Universidad Católica del Perú.

Lo más leído

Developed by VIS