Buscar:
Edición:
Perú OCDE
03-Dic-2017
Medición del Bienestar ¿Cómo va la Vida? 2017
El objetivo de esta cuarta edición de ¿Cómo va la vida? es satisfacer esta necesidad, ya que proporciona un panorama sobre el bienestar de las personas en los países miembros y asociados de la OCDE.
Medición del Bienestar ¿Cómo va la Vida? 2017

¿Qué contribuye para tener una buena vida? Aunque la riqueza de la experiencia humana no puede captarse solo en cifras, es importante que las estadísticas que configuran la política pública reflejen tanto las condiciones materiales de vida de las personas como la calidad de sus vidas. Esto incluye cómo cambia la vida con el transcurso del tiempo, cómo difiere la vida entre los distintos grupos demográficos, y si el bienestar actual se logra a costa de agotar los recursos para el futuro.

La vida es mejor para algunos, pero se están rezagando varios aspectos del bienestar. La crisis financiera tuvo un efecto profundo y duradero sobre la vida de las personas y, en especial, sobre sus trabajos. Al examinar cómo ha cambiado el bienestar desde 2005, el Capítulo 1 muestra que las personas están mejor en ciertos sentidos; pero el progreso desde la crisis ha sido lento y varios aspectos del bienestar se han rezagado. El ingreso familiar y la remuneración anual promedio han aumentado en forma acumulativa en un 7% y 8% respectivamente, desde el 2005; sin embargo, eso equivale a cerca de la mitad de la tasa de crecimiento registrada entre 1995 y 2005. El porcentaje de personas que no tienen acceso a servicios de saneamiento básicos (que ya es bajo en la mayoría de los países de la OCDE) ha disminuido en solo una tercera parte, y más personas señalan que se sienten seguras cuando caminan solas por la noche. Y aunque la esperanza de vida se estancó en 2015, el promedio de la OCDE ha aumentado en casi dos años en general.

A pesar de estas ventajas, otros aspectos del bienestar no lograron mantenerse a la par. En casi la mitad de todos los países de la OCDE el desempleo prolongado sigue siendo mayor que en 2005, y la inseguridad del mercado laboral es aproximadamente una tercera parte más alta que cuando se midió por vez primera, en 2007. En comparación con los años anteriores a la crisis, la participación electoral ha descendido, la satisfacción promedio con la vida en la OCDE ha disminuido un poco, y el porcentaje de personas que se sienten apoyadas por amigos y familiares ha bajado tres puntos porcentuales. La situación sigue siendo mixta para los recursos que preservan el bienestar a lo largo del tiempo.

Una vez más, el progreso en algunos indicadores (por ej., disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero per cápita, una reducción del tabaquismo, mayor inversión en investigación y desarrollo [I+D]) se compensa con el empeoramiento en otros (por ejemplo aumento de la deuda de los hogares en la mayoría de los países, decreciente capital líquido financiero del gobierno, mayor obesidad y menor confianza en el gobierno).

Vea el informe completo de OCDE en el siguiente link. Hacer clic

CENTRUM Católica no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados.

Developed by VIS