Buscar:
Edición:
Columnas de Opinión
Un Adecuado Marketing Personal
14-Ago-2018
Columnas de Opinión
¿Problemas de Actitud?
09-Ago-2018
Columnas de Opinión
Los Diplomados, el Complemento Perfecto
07-Ago-2018
Columnas de Opinión
Principios Lean para Servicios
03-Ago-2018
Columnas de Opinión
No hay Depósito, no hay Ganancia
03-Ago-2018
Columnas de Opinión
11-May-2018
Los Aceleradores del Éxito de las Start-up
Cinco decisiones empresariales que incrementan el éxito de un emprendimiento, recomendó Carlo Mario Dioses, Socio de Corporate Finance de Valoriza Consultores.
Los Aceleradores del Éxito de las Start-up

 

Carlo Mario Dioses, Socio de Corporate Finance de Valoriza Consultores

 

Cada vez está más activa la formación de start-up en el Perú, pues comienzan a generarse casos de éxito que motivan a otros a emprender. Sin embargo, aún se sigue vinculado el desarrollo de las start-up con tópicos como acceso al capital, ideas digitales o jóvenes emprendedores, dejando de lado algo muy importante: la gestión empresarial. Precisamente, una buena gestión es lo que separa a emprendimientos exitosos de aquellos que se quedaron en el camino por falta de recursos.

Sobre la base de esto Valoriza Consultores hizo un análisis sobre decisiones empresariales que incrementan el éxito de un emprendimiento. El resultado fueron cinco aceleradores.

1. Destruye tu Idea

Contrario a la visión de “emprendedor, persigue siempre tu idea” la consigna vendría mejor si se le dijera “emprendedor, revisa siempre tu idea”. El emprendedor suele recibir siempre críticas favorables a su idea de negocio y eso podría generarle un exceso de confianza que le impida ver las debilidades del proyecto o los riesgos potenciales de la industria. Por ello, es mejor buscar comentarios en contra de la misma idea, que la “destruyan” de ser posible, para ponerla a prueba.

Si uno logra ver debilidades no percibidas no hay nada que perder. O bien se logran corregir esos defectos o bien se desecha la idea evitando incurrir en gastos de capital y de tiempo innecesarios.

2. Haz Números

Una cantidad impresionante de ideas de negocio no se sostienen en un modelo de negocio. A veces ni en un presupuesto simple de un año. Esto incrementa el riesgo de la idea porque no se ha cuantificado realmente las necesidades de capital de trabajo, lo cual puede generar que la “empresa” se quede sin liquidez. Y como se sabe, las empresas quiebran no por falta de rentabilidad sino por falta de liquidez.

Esto ocurre más seguido de lo que se quiere aceptar. Incluso a nivel de emprendedores con experiencia gerencial. Acaso por exceso de confianza se comenten estos errores financieros básicos.

3. Crea una Marca

En las valorizaciones de empresas se aprecia como el valor está no en lo físico sino en lo intangible como marcas, patentes, know-how, contratos, clientes, etc. Por ello, es importante que desde el inicio del emprendimiento se forme algún tipo de intangible, siendo la marca el más simple de implementar.

Desarrollar una marca al momento de iniciar actividades genera un valor adicional para el negocio, además de otros beneficios como el que se puede vender independientemente de los activos fijos de la empresa.

4. Genera Innovación

Cuando se piensa en innovación muchas veces viene a la mente una idea disruptiva a lo Apple con el ipod, ipad o iphone. Pero esa no es la única forma de innovar. El Manual de Olso describe cuatro tipos de innovación para que se pueda entender las dimensiones de esta palabra: en producto, en procesos, en marketing o en organización. Las cuatro formas de innovar son poderosas y generan valor. Una forma distinta de comercializar en una industria madura es hacer innovación, tanto como desarrollar algo con un proceso distinto que mejore la rentabilidad.

Por cierto, existen muchas formar de definir innovación, siendo la de Valoriza Consultores la siguiente: “Innovar es obtener un rendimiento económico de alguna novedad”. Piense en eso.

5. Desarrolla Empresa

No menos importante para el éxito de un emprendimiento es desarrollar una organización funcional. De ninguna manera basta con quedarse como empresa unipersonal. El éxito está precisamente en hacer lo contrario: que la empresa viva y crezca sin necesidad del fundador.

Aquí es donde entra a tallar la confianza y la gestión del líder para delegar funciones a su equipo, lo cual es lo más difícil de hacer. ¿Le suena familiar?

CENTRUM Católica no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados

Developed by VIS