Buscar:
Edición:
Blogs
19-Oct-2017
La Toma de Decisiones Para Proyectos o Procesos
En todo momento estamos tomando decisiones. Estas decisiones pueden tener que ver con un proyecto o con un proceso, indicó Ricardo Pino, Profesor de CENTRUM Católica.
La Toma de Decisiones Para Proyectos o Procesos

Una decisión relacionada a un proyecto es una que se toma una sola vez, como cuando planificamos un viaje de vacaciones a un lugar al que no hemos ido antes. Si bien es cierto que la experiencia que hayamos tenido viajando antes nos ayudará cuanto tengamos que tomar decisiones respecto al viaje actual, también es cierto que habrá muchas decisiones nuevas, como el lugar de alojamiento, qué lugares visitar, la duración del viaje, etc. Las decisiones relacionadas con procesos, por su parte, son aquellas que se repiten constantemente, como qué comer hoy, por qué ruta o a qué hora regresar a casa, qué leer, etc.

Cuando uno decide sobre un proceso, utiliza la información de decisiones anteriores para mejorar la calidad en la toma de decisiones actual; mientras que, cuando se decide sobre proyectos, esto no es posible. Por lo tanto, el criterio para tomar decisiones no debe ser el mismo en un caso u otro. Veamos un ejemplo:

En mis clases suelo plantear un juego a los estudiantes y les digo: “Cuesta 10 soles participar. El juego consiste en lanzar una moneda al aire, si al caer sale cara, ganan 50 soles, si sale sello, termina el juego” A continuación les pregunto si aceptan jugar. La gran mayoría suele decir que sí, así que pregunto qué criterio utilizaron para decidir jugar. La respuesta más usual es que el valor esperado del resultado del juego es positivo. Esto se puede calcular fácilmente, ya que la probabilidad de ganar, o perder, es 50%. De esta manera, el valor esperado es = - 10 + 50(0.5) + 0(0.5) = 15. Como el valor esperado, 15 soles, es positivo, es razonable esperar ganar y no es raro que la mayoría quiera jugar. Aunque el estudiante promedio no suele tomarlo en cuenta, el valor esperado supone que el juego se repite varias veces. Esto se pone de manifiesto en el hecho de que perder no nos afecta mucho, porque tenemos bastante más dinero disponible.

Luego, les ofrezco jugar otro juego y les digo: “Cuesta 100,000 soles participar. El juego consiste en lanzar una moneda al aire, si al caer sale cara, ganan 500,000 soles, si sale sello, termina el juego”. Cuando les pregunto si aceptan jugar, rara vez obtengo una respuesta afirmativa. Entonces les pregunto “¿Qué cambió?” Si uno observa los dos juegos, la dinámica es la misma, salvo que en el segundo juego los montos involucrados son mayores, tanto para el costo de jugar, como la ganancia o pérdida resultante.

Los estudiantes se dan cuenta, entonces, que aunque el valor esperado sea positivo, es mejor no arriesgar todo en un juego de una sola vez (ya que no tenemos ese excedente de capital). La lección es que, antes de tomar una decisión respecto a un proyecto, debemos preguntarnos cuál es la peor consecuencia en caso las cosas salgan mal y tomar la decisión teniendo esto en cuenta.

CENTRUM Católica no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados.

Ricardo Pino
Imagen de la sección

Ricardo Pino es Doctor of Business Administration, Maastricht School of Management, The Netherlands. Doctor en Administración Estratégica de Empresas, Pontificia Universidad Católica del Perú. Master of Philosophy, Maastricht School of Management, The Netherlands. Magíster en Administración, Universidad del Pacífico, Perú. Ingeniero Industrial, Pontificia Universidad Católica del Perú. Diplomado en Gestión e Ingeniería de la Calidad, Pontificia Universidad Católica del Perú. Certified Quality Engineer, American Society for Quality (ASQ-USA).

Actualmente es Director de Investigación y Profesor Investigador en el Área Académica de Operaciones, Logística y TICS de CENTRUM Católica Graduate Business School.

Developed by VIS