Buscar:
Edición:
Empresario
07-Feb-2018
La Tecnología no Duerme, el Emprendimiento Tampoco
El trabajo y la creatividad son dos ingredientes fundamentales en el emprendimiento y la innovación, sostuvo Gabriel Rovayo, Presidente de Codefe, Corfep, Partner EFQM - South America Pacific Ecuador, Chile y Perú.
La Tecnología no Duerme, el Emprendimiento Tampoco


Gabriel Rovayo, Presidente de Codefe, Corfep, Partner EFQM - South America Pacific Ecuador, Chile y Perú

 

Harvard Business Review me llevó a investigar sobre los autores de un artículo por demás interesante: “The New Patterns of Innovation” (“Los nuevos patrones en innovación”). Ellos, Rashik Parmar, Ian Mackenzie, David Cohn y David Gann son los nuevos gurús de un nuevo marco tecnológico que permita generar nuevas ideas de negocio y crear valor.

Me pareció interesante, desde el punto de vista de que eso es lo que un emprendedor busca cada día: crear valor a su modelo de negocio.

Estos estudiosos del tema de la innovación tecnológica, que es hacia lo que están enfocados sus artículos y su propuesta dicen: que en este campo hay que tener en cuenta cinco esferas. En el tema de innovación, la tecnología, de acuerdo a los autores, permite crear valor en cinco esferas:

  1. Usar los datos para mejorar la oferta.
  2. Digitalizar los archivos físicos, combinar datos dentro y a través de las industrias, compartir datos y convirtiendo las capacidades en servicios.
  3. A través del artículo dan ejemplos de cómo se puede lograr cada una de estas esferas, de acuerdo a su experiencia personal y la de sus clientes.
  4. El artículo también aporta sugerencias y consejos para que los ejecutivos puedan integrar estos descubrimientos en sus organizaciones, teniendo en cuenta que cada vez más la tecnología ofrece nuevas oportunidades de negocio, que deben ser aprovechadas por todos los sectores de la economía.
  5. Según los autores, hoy en día, la innovación debe ser tratada de manera sistemática a fin de tener éxito.

En esta línea se deben tener en cuenta los siguientes patrones que nos deben servir de guía:

• Usar los datos generados por las cosas para generar nuevo valor de negocio o mejorar un producto y/o servicio. Es lo que llamamos hoy en día, el internet de las cosas lo cual nos permitirá conocer lo que realmente pasa a nuestro alrededor.

• La digitalización de activos físicos transforma la manera de hacer las cosas en sectores tales como salud (historias clínicas), editorial (libros electrónicos) entre otros. Asimismo el proceso de digitalización reversa (Impresoras en 3D) impactará sobre la manera de construir prototipos o producir artefactos.

• La combinación de datos dentro y fuera de la industria generará valor para las empresas involucradas (Big Data) ya que se tendrán en cuenta todas las variables (internas y externas) que pueden influir sobre nuestra oferta de valor.

• El comercio de datos entre compañías genera valor tanto para el que provee la información como para el que la utiliza ya que potencia su oferta de valor. Esto se puede ver por ejemplo en la información generada por las telcos y el uso que le dan las empresas que brindan servicios de navegación satelital.

• Ofreciendo una capacidad de servicio distintiva que no sea estratégica a otras empresas a fin de generar fuentes de ingreso adicional.

Parmar, Mackenzie, Cohn y Gann enfatizan que hay que recordar que para tener éxito en estas iniciativas normalmente debemos tener en cuenta factores tales como: capacidad tecnológica, ayuda de expertos externos, compromiso emocional y apoyo de la gerencia.

Con estos ingredientes, algo de imaginación y bastante transpiración podremos lograr las metas propuestas. No lo olvidemos nunca: el trabajo y la creatividad son dos ingredientes fundamentales en el emprendimiento y la innovación.

CENTRUM Católica no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados.

Developed by VIS