Buscar:
Edición:
Perú OCDE
22-Oct-2017
Informe de Cooperación al Desarrollo 2017
El volumen de 2017 del Informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se centra en Datos para el desarrollo. "Big Data" e "Internet of Things" son más que palabras de moda: la revolución de los datos está transformando la forma en que las economías y las sociedades funcionan en todo el planeta.
Informe de Cooperación al Desarrollo 2017

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible junto con la revolución de los datos son oportunidades que no se deben perder: más y mejores datos pueden ayudar a impulsar el crecimiento inclusivo, luchar contra las desigualdades y combatir el cambio climático. Estos datos también son esenciales para medir y monitorear el progreso en relación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El valor de los datos en el desarrollo habilitante es indiscutible. Sin embargo, continúan existiendo brechas preocupantes en los datos básicos sobre las personas y el planeta y una capacidad débil en los países en desarrollo para producir los datos que los responsables políticos necesitan para llevar a cabo reformas y políticas que logren resultados de desarrollo reales, visibles y duraderos. Al mismo tiempo, invertir en la creación de capacidad estadística, que representó aproximadamente el 0.30% de la AOD en 2015, no es una prioridad para la mayoría de los proveedores de asistencia para el desarrollo.

Los datos son un requisito previo para cumplir la Agenda 2030 de las Naciones Unidas (ONU) para el Desarrollo Sostenible y garantizar que nadie quede rezagado. El Informe de Cooperación al Desarrollo 2017 se centra en los datos para el desarrollo porque la información de calidad, oportuna y desglosada es crucial para alcanzar el objetivo final del desarrollo: mejorar el bienestar de las personas y luchar contra la pobreza. Sin embargo, existe un riesgo importante de que la continua escasez de datos básicos en los países en desarrollo sobre las personas y el planeta, y los débiles incentivos y la capacidad para llenar estos vacíos, frenarán el éxito.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) están imponiendo grandes exigencias a los sistemas estadísticos nacionales en todo el mundo. La mayoría de los países, incluidos muchos países de la OCDE, aún no han comenzado a recopilar datos para muchos indicadores en el marco mundial de indicadores de los ODS. Los desafíos son aún más críticos para muchos países en desarrollo con poca capacidad estadística. Por ejemplo, 77 países en desarrollo tienen datos de pobreza inadecuados. Solo el 56% de los países del mundo tiene datos de registro de nacimiento que están completos en un 90%; solo el 15% de los países del África subsahariana tienen estos datos, el 33% en el sur de Asia y el 36% en el sudeste asiático. Solo 37 países tienen legislación estadística nacional que cumple con los Principios Fundamentales de Estadísticas Oficiales de la ONU.

Aún es necesario cumplir con los serios desafíos metodológicos y estratégicos, incluida la necesidad de lograr un equilibrio entre producir los datos para el monitoreo global, por un lado, y para la formulación de políticas nacionales, por el otro. Este informe analiza cómo los países en desarrollo y sus socios de cooperación para el desarrollo pueden salvar la brecha de datos al aprovechar la oportunidad sin precedentes - y mitigar los riesgos - presentada por la convergencia del poder de la tecnología con el plan de desarrollo más ambicioso hasta la fecha: la Agenda 2030.


Las nuevas tecnologías y la llamada revolución de datos hacen que sea más fácil, más rápido y más barato producir datos que los responsables de tomar decisiones necesitan para tomar decisiones informadas sobre políticas y prioridades. Sin embargo, simplemente producir más datos no es suficiente: los datos deben ser transformados, analizados y utilizados para ser útiles para la formulación de políticas, el monitoreo y la rendición de cuentas. La revolución de los datos ofrece a los gobiernos y las oficinas nacionales de estadística una buena oportunidad para producir datos más útiles mediante la generación de datos de nuevas fuentes, que pueden complementar y fortalecer, aunque no reemplazar, las estadísticas oficiales.

Algunos países en desarrollo ya están emprendiendo la revolución de los datos con resultados positivos. Etiopía, Sudáfrica, Sri Lanka y Uganda han mejorado la eficiencia y la precisión de la recopilación de datos de censos y encuestas mediante el uso de dispositivos de entrevista personal asistidos por computadora, como tabletas de computadora u otros dispositivos de mano. Los datos geoespaciales están ayudando a los sistemas estadísticos nacionales a monitorear las condiciones socioeconómicas y ambientales, permitiendo la desagregación geográfica y dinamizando los datos geográficos.

Este informe identifica formas de cerrar la brecha de datos para el desarrollo sostenible. Es necesario un fuerte liderazgo político en los países en desarrollo para garantizar que los datos permitan el desarrollo. Esto implica promover la causa de los datos para el desarrollo al mismo tiempo que se asegura de que los datos se producen según estándares de alta calidad, protegiendo la privacidad y la confidencialidad.

El Informe de Cooperación al Desarrollo 2017 recomienda seis acciones concretas para aprovechar al máximo el poder de los datos para el desarrollo sostenible.

Vea el informe completo de OCDE. Hacer clic

 CENTRUM Católica no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados.

Developed by VIS