Buscar:
Edición:
Óscar Maúrtua de Romaña
03-Abr-2018
Impacto del Libre Comercio en América
El sistema económico internacional a lo largo de los años ha demostrado a través de los TLC, la voluntad de asociación económica por establecer políticas macroeconómicas, señaló el ex Canciller de la República, Óscar Maúrtua.
Impacto del Libre Comercio en América

Los Tratados de Libre Comercio reflejan en su historia, a la par de beneficios para las economías, un grado de polarización política y económica. El proceso de integración regional, o “regionalismo abierto”, denominado por CEPAL, incentivó que más zonas comerciales se conviertan en hemisféricas.

El sistema económico internacional a lo largo de los años ha demostrado a través de los TLC, la voluntad de asociación económica por establecer políticas macroeconómicas, y microeconómica, tales como políticas monetarias, fiscales, arancelarias, aduaneras, entre otras, a fin de generar un mayor y mejor dinamismo de la economía regional, así como integración política, donde exista una rectoría supranacional. Aunque la última precisión es polémica, a razón de la limitación de soberanía, pero a su vez esto llevó a tener una Sociedad de Bienestar ordenada e interconectada, por ejemplo la Unión Europea (UE).

Los acuerdos comerciales de América del siglo XX, fueron el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) planteado por EE. UU. en el año 1994, con 34 estados miembros, la mayor cantidad de integrantes en la región, constituida hace 25 años en la I Cumbre de las Américas en Miami - 1994. El objetivo principal, crear una economía global, donde se permitiera el flujo comercial de bienes y servicios en todo el continente americano, es decir, generar un área de libre comercio, el cual implicó tomar acciones que integren a las economía más pequeñas, preserven y fortalezcan la comunidad de democracias de las américas, garanticen el desarrollo económico sostenible, la protección del medio ambiente, y sobre todo, erradiquen la pobreza y la discriminación de la región. El volumen comercial a inicios del 2000 significaron un PBI de 13 billones de dólares, en una población de 850 millones de personas, incluso se piensa que se alcanzó 21,000 mil millones de dólares anuales.

De este modo, se observa que quien lidera la conformación del ALCA es EE. UU. con un enfoque liberal, con el apoyo de las economías que comulgan con su ideología de desarrollo. En contraparte, surge la Alianza Bolivariana para América (ALBA), que integra a países de América y del Caribe (12 estados), encabezada por Venezuela y Cuba, desde el 2004. Para el 2012, según fuentes referenciales al ALBA, el PBI alcanzado es de 770,890 millones anuales. El objetivo central, es generar lazos de igualdad y consenso entre las naciones integrantes a través de la cooperación de fondos compensatorios, vista en el Tratado de Comercio de los Pueblos. Su ideología de formar la gran nación, fue motivo de consolidarla como la “plataforma política, territorial, geopolítica, de poder económico”, como la llamó Hugo Chavéz, su fundador.

Siguiendo el modelo de polarización, los grandes bloques económicos, que dieron de qué hablar en la región Latinoaméricana del lado liberal son: La Comunidad Andina (CAN), el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA en inglés). Mientras del lado socialista o progresista, encuentran el Mercado Común del Sur (MERCOSUR), la Comunidad y Mercado Común del Caribe (CARICOM), Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe (SELA). Cabe decir, que gracias al principio del bien común para los sectores más humildes de nuestros pueblos, se logró generar consensos importantes como el caso de la Asociación Latinoaméricana de Integración (ALADI), la Comunidad Sudamericana de Naciones, hoy la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR). El Sistema de Integración Centro Americano (SICA), o el también llamado Mercado Común del Caribe (MCC), son casos particulares de integración en la zona central.

Los TLC bilaterales o multilaterales, generan verdaderos lazos de complementación económica social, pues contribuyen a dar mayor estabilidad económica, al existir menos obstáculos comerciales y arancelarios, incrementa inversiones extranjeras directas, diversifica los mercados nacionales, la libre competencia, hacen más fluida y transparente el comercio y las finanzas. Sin embargo, los bloques económicos de ambas partes, funcionaron temporalmente, o hasta hoy siguen sobreviviendo, pero en base a continuas actualizaciones o renegociaciones. Por ejemplo, el TLCAN o la UE. El proteccionismo producto del socialismo del siglo XXI y el liberalismo se enfrentan ante un sistema internacional impredecible y contradictorio, aunque obviamente y paradójicamente ambos son populistas. El fenómeno Trump y el Brexit, rompen el “statu quo” al que estuvimos acostumbrados, sus efectos repercuten en los países emergentes. Recordemos que tenemos actualmente un TLC con la UE, el cual es el tercer socio de las exportaciones e importaciones peruanas.

CENTRUM Católica no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados.

Óscar Maúrtua de Romaña
Imagen de la sección

Abogado y Diplomático. Graduado de la PUCP como Bachiller en Humanidades y Licenciado en Derecho de la UNMSM, así como Licenciado en RR.II. de la Academia Diplomática del Perú. Postgrados de las Universidades de Oxford, John Hopkins y Comité Jurídico Interamericano de la OEA. Secretario General de la Presidencia de la República. Embajador en Canadá, Bolivia, Thailandia, Vietnam, Laos y Ecuador. Director de la Academia Diplomática, Sub-Secretario de las Américas, Secretario de Política Exterior, Vice Ministro y Secretario General de Relaciones Exterior y Canciller de la República. Representante de la OEA en México. Director General dela Escuela de RR.II. de la UTP. En Septiembre último fue elegido por los próximos 5 años "Presidente de la Sociedad Peruana de Derecho Internacional".

Ha ejercido la docencia como Instructor de Cátedra en la Pontificia Universidad Católica del Perú,  la Academia Diplomática del Perú. Titular de la Sociedad Peruana de Derecho Internacional (SPDI), del Consejo Consultivo Empresarial de CENTRUM Católica y de la Comisión Especial de Relaciones Exteriores del Colegio de Abogados de Lima. Actualmente es Profesor e Investigador en CENTRUM Católica Graduate Business School.

Es autor de varias publicaciones y ha recibido diversas condecoraciones tanto nacionales como extranjeras:Premio Nacional de Cultura, Perú. (1968) /Doctor Honoris Causa en Derecho en la Universidad de Winnipeg, Canadá. (1988) /Doctor Honoris Causa en Derecho de la Universidad de Assumption de Bangkok, Tailandia (1999), entre otros.

Developed by VIS