Buscar:
Edición:
Publicidad
Blogs
23-Jul-2018
Hembra y Macho: Roles, Genes, Sociedad, Economía y Política
Mientras más evolucionada, tecnológica y económicamente es una sociedad, más importante e igualitario resulta el rol de las mujeres en ella, señaló Gonzalo Alegría, Profesor e Investigador de CENTRUM PUCP.
Hembra y Macho: Roles, Genes, Sociedad, Economía y Política

(foto: despertarmental.wordpress)

Es vulgar y empobrecedor que sea común hablar de “sexo débil” para referirnos al género femenino... Pese a que antiguamente se daba por hecho que la “Ley Natural” era la de un macho proveedor y una hembra reproductiva y vigilante de las crías, lo cierto es que, como bien apuntan los estudiosos de las sociedades animales o etólogos, en muchas de dichas sociedades animales prima el liderazgo femenino. Incluso entre nuestros cercanos mamíferos, los roles de macho y hembra se solapan económica y políticamente, de forma que el “orden natural” no es tal, en tanto el único orden válido, es estrictamente funcional, y no de género. Por ejemplo, son los pingüinos que empollan los huevos mientras las hembras salen en busca de alimento, o los fieros leones los que se quedan cuidando a las crías mientras las leonas cazan para alimentar a la camada.

Entre los insectos, hay sociedades totalmente verticales, en las cuales, una única hembra se aparea con varios machos concentrando en ella sola, toda la actividad reproductiva del grupo, como es el caso de la abeja y la hormiga reina, por solamente destacar dos ejemplos trascendentes por la abundancia de las mencionadas especies.

Suele ocurrir que en las especies de primates, el liderazgo de la camada recae en un macho, de ahí seguramente, la inercia de definir como “Orden Natural” el patriarcado. Pero en el Congo actual, los monos Bonobos se organizan matriarcalmente, mediante numerosos grupos femeninos de defensa que vencen en lucha física a los machos que osan ser agresivos con una hembra.

En Senegal existe una especie de chimpancés que habita en Fongoli (de ahí que se les haya bautizado con igual nombre), que se caracteriza por ser la única especie de primates que utiliza lanzas para cazar. Justamente este uso de herramientas, ha permitido que las hembras participen de la cacería con casi igual efectividad que los machos, mucho más musculosos y violentos, como es habitual entre los chimpancés. De forma que la tecnología ha asignado a las hembras de los Fongoli un nuevo rol económico y, por ende, una nueva posición política a largo plazo, mejorando su status y rol sociale de forma significativa. De forma que entre los Chimpancés Fongoli del Senegal, incluso sus rituales de apareamiento se han pacificado bastante, entrando como en el caso de los Bonobos, en procesos de cortejo mucho más sociales que brutales.

De todo lo anterior se desprende, una hipótesis que iremos desarrollando, contrastando y confirmando, a lo largo de todos nuestros artículos de esta serie de Liderazgo Femenino: mientras más evolucionada, tecnológica y económicamente es una sociedad, más importante e igualitario resulta el rol de las mujeres en ella.


Hembra de Chimpancé Fongoli, en Senegal, con su lanza de cacería. Tomado de Wikicommons. 

La Teoría de la Evolución de Charles Darwin define dos procesos sociales comunes a toda sociedad animal: la “lucha por la vida” y la “trama por la vida”. La “lucha” parte de un hecho innegable, el comensalismo nos lleva a competir por los mismos alimentos escasos, entre especies animales con iguales necesidades o requerimientos. En cambio, la “trama” de la vida son alianzas entre miembros (habitualmente de la misma especie) para solidariamente, superar a los enemigos o amenazas comunes. Así, cabe suponer que en el proceso evolutivo de los primeros homínidos de los que descendemos, se fue abandonando el modelo organizacional violento de mera “lucha por la vida”, según los avances tecnológicos mejoraron la especialización, la división del trabajo y la productividad de la especie humana. Tanto es así, que es un lugar común entre arqueólogos y paleontólogos adjudicar la invención de la agricultura a un aporte femenino.

Como veremos más adelante, según las civilizaciones evolucionan, la inteligencia vence a la fuerza y la mujer escala posiciones, en un liderazgo necesariamente compartido, inclusivo e integrador.

CENTRUM PUCP no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados.

Gonzalo Alegría
Imagen de la sección

Gonzalo Alegría es Doctor en Economía Aplicada a la Investigación Socioeconómica, Universidad Complutense de Madrid, España.  Tiene estudios de Maestría en Economía, con mención en Gestión Pública, por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Perú.  Es Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, Universidad Complutense de Madrid, España. En relación a su experiencia profesional, se ha desempeñado entre sus diferentes labores como Director General de Cooperación Nacional e Internacional del Consorcio César Vallejo, como Asesor Principal del Congreso de la República del Perú.

Actualmente es Profesor en el Área Académica de Finanzas, Contabilidad y Economía en CENTRUM Católica Graduate Business School.

Developed by VIS