Buscar:
Edición:
Perú OCDE
19-Sep-2017
Hacer que la Descentralización Funcione en Chile Hacia una Ciudad más Fuerte
Chile es uno de los países más centralizados de la OCDE.
Hacer que la Descentralización Funcione en Chile Hacia una Ciudad más Fuerte

El gobierno chileno solicitó a la OCDE realizar un análisis integral del sistema municipal del país, identificando los principales retos y recomendando opciones de políticas para la reforma en el marco de la actual agenda gubernamental de descentralización.

Chile es uno de los países más centralizados de la OCDE. A partir de hoy, los gobiernos regionales son "entidades mixtas" (desconcentradas y descentralizadas) y los municipios son las únicas entidades de autogobierno. Sin embargo, debido a la naturaleza de sus tareas, a sus arreglos de financiación ya la fuerte dependencia del gobierno central, son más "proveedores de servicios públicos" que auténticos gobiernos locales. El gasto de los gobiernos locales chilenos representa el 3% del PIB y el 13% del gasto público total, en comparación con el promedio de la OCDE de 17% y 40%, respectivamente. La inversión local representa el 12% de la inversión pública, la tasa más baja entre los países de la OCDE. Dependiendo de las transferencias del gobierno central, principalmente destinadas a financiar sectores específicos, los municipios tienen ingresos propios limitados.

Chile es el único país de la OCDE donde está prohibido el endeudamiento local. Los municipios están limitados en términos de recursos humanos y gestión de servicios públicos. El diseño y la implementación de las políticas aún se definen en gran medida por el centro en un proceso descendente. Chile también tiene entre los niveles más altos de disparidades territoriales en la OCDE. En 2013, Chile registró el segundo nivel más alto de concentración de PIB entre los países de la OCDE, después de Grecia (índice de 55 contra 39 en la OCDE en promedio). Cada vez más, se necesita un nuevo modelo de desarrollo económico y social, basado en políticas basadas en el lugar, para maximizar el crecimiento y la productividad en todo el territorio. Para avanzar hacia ese enfoque en Chile se requiere reformar el sistema de gobernanza multinivel para que se pueda reforzar el papel de las regiones y los municipios. Chile necesita fortalecer las contribuciones subnacionales a la productividad nacional para lograr un desarrollo territorial más equilibrado. Consciente de estos desafíos, el gobierno chileno ha hecho de la descentralización una prioridad desde finales de los años 2000.


En 2009 se dieron pasos importantes para avanzar en la agenda pero un impulso decisivo vino con el programa presidencial 2014-2018, que estableció una Comisión Asesora Presidencial para la Descentralización y el Desarrollo Regional y definió una Agenda de Descentralización. A nivel municipal, los objetivos de la Agenda son potenciar a los municipios proporcionándoles las herramientas, capacidades, recursos financieros y legitimidad para llevar a cabo eficazmente sus responsabilidades y prestar servicios públicos locales de manera más eficiente, transparente, responsable y equitativa. Sin embargo, la aplicación de este programa ha seguido siendo parcial. En mayo de 2016 se aprobó una ley que permite a los alcaldes aumentar y reorganizar la fuerza laboral municipal, pero aún queda mucho por hacer. Por lo tanto, es necesario garantizar que la reforma municipal:

• Está totalmente integrado en la reforma general de la gobernanza a varios niveles.

• Está bien coordinado con las reformas sectoriales en curso y la reforma regional (ver ley promulgada en 2017 que permite la elección directa de los gobernadores regionales y las leyes en preparación relacionadas con las futuras responsabilidades y finanzas regionales);

• Se concibe y se implementa de una manera comprensiva, gradual y bien secuenciada. Tanto un plan de acción detallado como un plan de implementación son necesarios, identificando los pasos necesarios para la ejecución exitosa de una reforma e incluyendo herramientas e indicadores para monitorear y evaluar permanentemente el progreso.

Lea el informe completo de OCDE. Hacer clic

CENTRUM Católica no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados.

Developed by VIS