Buscar:
Edición:
Óscar Maúrtua de Romaña
08-Ago-2018
Entorno Latinoamericano y sus Diversas Denominaciones
El término América Latina o Latinoamérica es la denominación que en la actualidad ha logrado una mayor aceptación, por el alto sentido de pertenencia e identidad cultural internacional que ha generado en la Comunidad Internacional, señaló el ex Canciller de la República del Perú, Óscar Maúrtua.
Entorno Latinoamericano y sus Diversas Denominaciones

(foto:grupoberinstain.com)

Es usual emplear diversas terminologías para hacer referencia al continente americano, pero sin tener conceptos importantes que los diferencie uno del otro; pues es diferente hablar de Iberoamérica, Hispanoamérica, Indoamérica, Sudamérica, Centro América o Latinoamérica, ya que cada vocablo cuenta con una particularidad, que debe ser señalado para un cambio importante en el uso correcto del lenguaje para referirnos a “América”.

Desde la llegada de Cristóbal Colón a las Américas en 1942, el proceso de colonización ha dejado muchas contribuciones, como el idioma, pero también se han generado enfoques respecto a la identidad nacional de los pueblos de esta gran región, como así lo afirman diversas investigaciones sobre la colonización europea en los países del continente americano, lo que implicó la pérdida de elementos sociales y culturales fundamentales. En este contexto surge el término Indoamérica que hace alusión a las características raciales, culturales, ideológicas de los pueblos aborígenes e indígenas que son nativos u originarios del Nuevo Mundo.

Algunas versiones señalan que uno de los principales promotores de la denominación Indoamérica fue el político peruano Víctor Raúl Haya de la Torre quien fue el fundador de la Alianza Revolucionaria Americana (APRA). Haya de la Torre hacía uso del término Indoamérica para hacer referencia a las poblaciones autóctonas de América cuya identidad se había visto afectada tras la incursión de Cristóbal Colón en el continente.

Los defensores del término Indoamérica mencionan que es una denominación incluyente debido a que trata de abarcar las diferentes contribuciones culturales presentes en los períodos históricos de la región: por un lado las culturas precolombinas reflejadas en el prefijo “indo” mientras que por otro lado las poscolombinas establecidas a través de “América.” Por su parte los críticos de esta denominación han señalado repetidas ocasiones que el término Indoamérica resulta de carácter etnocentrista y reaccionario a periodos históricos como el mestizaje que desencadena la conquista. Se dice que el término coloca por encima de la cultura europea y otras a las culturas indígenas de la región.

Otras denominaciones utilizadas para nombrar a la región son Hispanoamérica e Iberoamerica, establecidas a lo largo del siglo XIX para hacer referencia al pasado colonial del continente.

Hispanoamérica se refiere a los países del continente americano cuyo idioma oficial es el español. Son 19 países los que integran la región hispanoamericana: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. Debido a que esta denominación se limita a los países de habla hispana han surgido diversas críticas por la exclusión de países como Brasil, Haití y Surinam.

Asimismo, el término Iberoamérica hace referencia a los países americanos que fueron colonizados por España y Portugal. Esto permite incluir a países como Brasil pues la conceptualización abarca tanto a países de habla hispana como a países de habla portuguesa. Con el paso de los años este término se ha extendido hasta abarcar a los países de la Península Ibérica, tales como España y Portugal e incluso en ocasiones se han llegado a considerar todas las naciones de habla hispana y portuguesa del mundo.

La denominación de “Sudamérica”, o también conocida como América del Sur,   hace mención a la zona geográfica que abarca desde el mar Caribe, el Pacífico y el Atlántico Sur. El proceso histórico, se remonta cuando los conquistadores ibéricos durante el siglo XVI, dominaron el continente por más de 300 años, influyendo en las culturas oriundas, y ocasionando mezclas raciales de europeos, amerindios, africanos, entre otros. Son 13 países las que las componen, de las cuales en la Costa del Caribe se cuenta con Colombia, Guyana, Surinam, Venezuela y Guayana Francesa; en la zona andina, se encuentran Bolivia, Ecuador, Perú, además de Colombia, Brasil como el gran país, y en el Cono Sur, Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay.

En esa misma, línea son algunos los especialistas los que hablan de “Mesoamérica”, para hacer referencia, a la mitad meridional de México, los territorios de Guatemala, El Salvador, Belice, así como el occidente de Honduras, Nicaragua y Costa Rica. Dicha denominación toma como enfoque la región cultural del continente americano, comprendiendo en gran parte a los países de Centro América o también conocido como América Central, lo cuales se encuentra entre América del Norte y América del Sur, zona que goza de la dicha de tener dos océanos, el Atlántico y el Pacífico; y que cuenta con siete países, Guatemala, Belice, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

Finalmente, el término América Latina o Latinoamérica es la denominación que en la actualidad ha logrado una mayor aceptación, por el alto sentido de pertenencia e identidad cultural internacional que ha generado en la Comunidad Internacional, pues este abarca a los países del continente americano que se encuentran al sur de Estados Unidos.

Algunas versiones han establecido que la denominación América Latina, surge durante la operación emprendida por el Emperador Maximiliano I en México, con el objetivo de que los franceses establecieran control sobre las naciones recién independizadas. Esta hazaña fue establecida desde Francia en la época de Napoleón III. Siendo así se ha señalado que el término “América Latina” hace referencia a los 20 países de América que fueron colonizados por España, Portugal o Francia, quienes son considerados como países latinos y que tienen como idiomas oficiales aquellos que provienen del latín: el español, el portugués y el francés, respectivamente, mostrando una diferenciación con las naciones angloparlantes del continente americano y que se ubican más bien en el Caribe

Estas 20 naciones actualmente, conforman más de 625 millones de personas, según fuentes de la CEPAL en el 2016, y se calcula que alcanzará 680 millones en 2025 y 779 millones en 2050. El crecimiento económico previsto para el año en curso, según la citada Comisión, “se mantendrá en 2.2%, debido a la demanda externa y las inversiones. Solo en América del Sur, crecerían un 2.0% (comparado con el 0.8% del 2017), mientras que las economías de Centroamérica mantienen también la previsión de una tasa de crecimiento del 3.6%, por encima del 3.4% anotado en 2017”.

No cabe duda, que nuestra región latinoamericana es sinónimo de historia, cultura, antiguas civilizaciones, libertad, riquezas y recursos naturales que, por cierto, abundan, de galanura y belleza de sus poblaciones, que gozan de una afamada gastronomía, así como de tradiciones y de costumbres que convoca a la opinión pública internacional a visitarla y recorrerla redescubriendo su historia; y por su alta capacidad de contribución a la economía mundial.

Los reflectores de los grandes bloques económicos, están centrados en esta región, que muy bien vinculada está en el denominado “Siglo del Asia”, ya que sus principales socios, economías emergentes se encuentran en el Asia Pacífico, uno de los grandes océanos que al igual que el Atlántico bañan sus costas.

CENTRUM PUCP no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados.

Óscar Maúrtua de Romaña
Imagen de la sección

Abogado y Diplomático. Graduado de la PUCP como Bachiller en Humanidades y Licenciado en Derecho de la UNMSM, así como Licenciado en RR.II. de la Academia Diplomática del Perú. Postgrados de las Universidades de Oxford, John Hopkins y Comité Jurídico Interamericano de la OEA. Secretario General de la Presidencia de la República. Embajador en Canadá, Bolivia, Thailandia, Vietnam, Laos y Ecuador. Director de la Academia Diplomática, Sub-Secretario de las Américas, Secretario de Política Exterior, Vice Ministro y Secretario General de Relaciones Exterior y Canciller de la República. Representante de la OEA en México. Director General dela Escuela de RR.II. de la UTP. En Septiembre último fue elegido por los próximos 5 años "Presidente de la Sociedad Peruana de Derecho Internacional".

Ha ejercido la docencia como Instructor de Cátedra en la Pontificia Universidad Católica del Perú,  la Academia Diplomática del Perú. Titular de la Sociedad Peruana de Derecho Internacional (SPDI), del Consejo Consultivo Empresarial de CENTRUM Católica y de la Comisión Especial de Relaciones Exteriores del Colegio de Abogados de Lima. Actualmente es Profesor e Investigador en CENTRUM Católica Graduate Business School.

Es autor de varias publicaciones y ha recibido diversas condecoraciones tanto nacionales como extranjeras:Premio Nacional de Cultura, Perú. (1968) /Doctor Honoris Causa en Derecho en la Universidad de Winnipeg, Canadá. (1988) /Doctor Honoris Causa en Derecho de la Universidad de Assumption de Bangkok, Tailandia (1999), entre otros.

Developed by VIS