Buscar:
Edición:
Blogs
04-Dic-2017
Enfoque Preventivo de las Empresas para Favorecer el Medio Ambiente
Prevenir, implica preparar y desarrollar los actos necesarios para evitar o impedir algo. En concordancia con el Artículo 6° de la Ley, el ejercicio de los derechos de empresa, comercio e industria están sujetos a las limitaciones que establece la misma en resguardo al ambiente, sostuvo Cecilia Flores, Presidenta de WomenCEO Perú.
Enfoque Preventivo de las Empresas para Favorecer el Medio Ambiente

La Ley General del Ambiente Ley N° 28611 (en adelante, la Ley) desarrolla el “principio de prevención” bajo los términos siguientes: “La gestión ambiental tiene como objetivos prioritarios prevenir, vigilar y evitar la degradación ambiental. Cuando no sea posible eliminar las causas que la generan, se adoptan las medidas de mitigación, recuperación, restauración o eventual compensación, que correspondan” (Artículo VI del Título Preliminar)

Como bien se sabe, toda persona tiene el derecho irrenunciable a vivir en un ambiente saludable, equilibrado y adecuado para el desarrollo de la vida y el deber de contribuir a su efectiva gestión ambiental. A través de la protección ambiental, se busca asegurar la salud de las personas, la conservación de la diversidad biológica, el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales y en suma el desarrollo sostenible del país; por tanto, la prevención de riesgos y daños a la salud de las personas, resulta fundamental en una gestión ambiental. Las empresas tienen la obligación de respetar los derechos fundamentales de todos, de forma tal que el cuidado del medio ambiente resulta consustancial con tal objetivo.

Cuando hablamos de medio ambiente y empresas, pienso inevitablemente en el sector petrolero cuya experiencia me ha sido importante en los últimos años. Y recuerdo, cómo diversos grupos de la sociedad civil cuestionan al sub sector de hidrocarburos incidiendo en el impacto negativo de sus operaciones, las consecuencias directas e indirectas y que en buena cuenta, requería incrementarse los estándares ambientales. En lo personal, puedo concluir que existe mucha desinformación e incluso deseo de mal informar en torno a la performance de las industrias extractivas en general, porque en  buena cuenta, los casos de empresas que han generado daño ambiental aquí  y en el mundo son una minoría frente a los estándares de actuación que tienen este tipo de empresas en general y con ello, marco una línea de distancia frente a las empresas ilegales o informales.

La empresa en la actualidad, en especial aquella que lleva a cabo proyectos de inversión, condiciona el inicio de sus operaciones  al cumplimiento de las obligaciones ambientales mínimas, comenzando con la obtención de una Certificación Ambiental la cual prevé los impactos ambientales negativos que pudieran generarse, la estrategia de manejo ambiental, sus compromisos inherentes en todas sus etapas, el plan de participación ciudadana así como el seguimiento, vigilancia y control incluyendo la valoración económica del impacto ambiental. Hoy se está implementando incluso, la llamada Certificación Ambiental Global, la cual involucra –por el momento- 14 opiniones técnicas vinculantes correspondientes a diversos sectores públicos que intervienen en esta etapa, siendo el caso que para una actividad minero – energética, pueden intervenir poco más de 20 entidades públicas para fines de evaluación y autorización.

Dada la magnitud de sus alcances, una Certificación Ambiental puede tomar muchos meses en su obtención y participan empresas consultoras independientes para su formulación y desarrollo. Cabe destacar que en el Perú, existe un Sistema Nacional de Evaluación de Impacto Ambiental; un organismo público encargado de la revisión y aprobación de los estudios ambientales; un organismo de evaluación y fiscalización ambiental –OEFA, entre otros organismos nacionales y regionales que intervienen en su protección. En consecuencia, el enfoque preventivo en materia ambiental, forma parte de una política de Estado que alcanza a las empresas y que se viene cumpliendo en la actualidad, salvo casos aislados conocidos y otros por conocer.

Considero que las oportunidades de toma de conciencia sobre este Principio radica en aquellas empresas que se desarrollan en el ámbito urbano o aquellas de servicios que creen que dado su objeto, no tienen tanta inherencia en este tema, cuando toda actividad puede generar impacto en el ambiente, desde el uso de energía eléctrica, agua, saneamiento, generación de ruido, desechos y un largo etcétera. La apuesta por la investigación y desarrollo de nuevos productos respetuosos del medio ambiente y que pueden generar considerables beneficios a futuro, es hoy una constante.

Sin embargo, el reto  mayor radica en cómo reducir la presencia de empresas informales y peor aún ilegales, que ejercen actividades al margen de la Ley, a las que no les alcanza los mecanismos de fiscalización, supervisión y control por parte del Estado, siendo  las que principalmente depredan, afectan y dañan con total impunidad y con consecuencias ambientales negativas e irreversibles para todos.

Se requiere un Estado que adopte un compromiso real que impulse acciones efectivas para formalizar las empresas y que al hacerlo, estén sometidas al cumplimiento de la Ley, porque de lo contrario, este principio fundamental del Pacto Global, seguirá estando en riesgo, más en un país como el nuestro donde la actividad empresarial informal es del orden del 70%, concentrada en la pesca y la agricultura en un 91%, restaurantes y alojamiento 40%, transportes y comunicaciones 36%, comercio 26%, construcción 19% y manufactura en un 10% (INEI,2016). Esto tiene que cambiar.

CENTRUM Católica no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados.

Centro de la Mujer
Imagen de la sección

El Centro de la mujer es el Centro de Investigación de CENTRUM Católica que está orientado a la producción de conocimiento en temas de negocios con un enfoque de género, donde se busca generar herramientas para fortalecer y desarrollar las capacidades de las mujeres en el Perú. Como parte de sus actividades de reconocimiento de las actividades laborales de la mujer peruana, ha generado el espacio Mujeres Productivas, donde se presenta un secuencia de entrevistas a mujeres estudiantes del MBA, que destacan por su conocimiento intelectual y su desempeño y recorrido profesional, con objetivo es mostrar las diferentes potencialidades que poseen las mujeres, así como las dificultades y obstáculos que deben enfrentar a causa de los estereotipos de género, las múltiples tareas, entre otros. 

Developed by VIS