Buscar:
Edición:
Blogs
30-Jun-2017
El Forex como Inversión
Por Pablo Arana, Profesor de CENTRUM Católica.
El Forex como Inversión

Tal como comentaba en el primer artículo sobre Forex (apócope de foreign exchange), la tecnología ha permitido que dichas inversiones estén al alcance de la mano, literalmente, ya que pueden accederse a través de aplicaciones descargables en Smartphones. Recapitulando un poco sobre este mercado, básicamente las ganancias surgen de comprar barato y vender caro, aprovechando las fluctuaciones que el mercado genera, fruto de la publicación de noticias que permiten actualizar las expectativas del valor de las monedas negociadas.

Sin embargo, no todo se trata de comprar y vender, sino también de vender y comprar. Pareciera ser lo mismo, pero en el mercado Forex no solo se apuesta a la compra de una moneda esperando que suba de precio, sino también se puede apostar a la venta de dicha moneda, esperando que baje de precio para comprarla. Este es uno de los beneficios que ofrece el hecho de estar representado por un bróker (el otro gran beneficio es el apalancamiento, el cual explicaré en futuras entregas). Por lo tanto, es posible colocar tanto órdenes de compra, como órdenes de venta. Al colocar una de ellas, automáticamente uno es partícipe de las fluctuaciones de precio, buscando el beneficio por diferencial de precio.

Las órdenes de compra o de venta, al momento de colocarse, se comercializan al precio spot (o precio vigente) de la moneda transada. No obstante, hay que tener presente que el mercado Forex solo se mueve de forma agresiva si es que se publican nuevas noticias que permitan cambiar las expectativas, al alza o a la baja. Por ello, lo recomendable es colocar órdenes minutos previos a la publicación de una noticia, o inmediatamente después de una noticia, para aprovechar los movimientos del mercado. El problema es que muchas veces, por diferencias horarias, las noticias se publican a altas horas de la noche, durante la madrugada, o muy temprano por la mañana. Por ello existen las órdenes pendientes, tanto de compra como de venta.

Por ejemplo, si el AUDUSD (dólares americanos por cada dólar australiano) cotiza a USD 0.75, y se espera que durante la madrugada se publique una noticia que muy probablemente reflejará que a la economía australiana no le está yendo del todo bien, dicha noticia técnicamente haría que el precio baje, ya que el mercado ofrecería menos dólares americanos por cada dólar australiano (por una ligera pérdida de confianza en la economía australiana). No obstante, por publicarse la noticia de madrugada, lo más razonable es colocar una orden pendiente de venta (contraria a una orden pendiente de compra), por ejemplo, a USD 0.74. De esa forma, le indicamos al bróker que, en caso el tipo de cambio baje hasta USD 0.74, a ese precio se abra una orden de venta del AUDUSD, según el monto de inversión configurado, por lo que conforme siga bajando el precio, ganaremos dinero, ya que nuestra apuesta está a la baja de precio por lo anteriormente explicado. Simple y claro.

CENTRUM Católica no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados.

Pablo Arana
Imagen de la sección

Pablo Arana es Magíster en Administración Estratégica de Empresas de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Máster en Liderazgo de EADA Business School, España; Licenciado en Administración y Negocios Internacionales de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas, Perú. Miembro de The International Honor Society Beta Gamma Sigma.

Especialista en temas relacionados a la gestión financiera, la optimización de costos, las finanzas corporativas, la evaluación de proyectos y el área logística. Ha sido Jefe de Servicios Financieros y Jefe de Logística en Cibertec Perú, además de Cost & Savings Focal Point en IBM. Cuenta con más de 7 años de experiencia docente.

Actualmente es Sub Director de Programas Online y Profesor del Área Académica de Finanzas, Contabilidad y Economía en CENTRUM Católica Graduate Business School.

Developed by VIS