Buscar:
Edición:
CENTRUM Mujer
30-Jun-2016
Se Firmó la Declaración del Foro APEC Mujer y Economía 2016
Marcela Huaita, Ministra de la Mujer contó en el programa 360 Segundos de CENTRUM Católica los detalles del documento con el cual buscan impulsar las políticas público-privado para mejorar las condiciones laborales y sociales de las mujeres.
Imagen del artículo

  Marcela Huaita, Ministra de la Mujer  

“El balance del Foro de Cooperación Asia-Pacífico (APEC) Mujer y Economía 2016 fue bueno porque hemos tenido mucha participación de mujeres peruanas empresarias en un diálogo público-privado. Hubo un debate contemporáneo en todas las 21 economías que participan del grupo APEC donde se discutió sobre las barreras que enfrentan las mujeres para insertarse en la economía mundial”, comentó Marcela Huaita, Ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables durante una entrevista en el programa 360 Segundos de CENTRUM Católica.

Las palabras de la autoridad gubernamental fueron tras la firma la Declaración del Foro APEC Mujer y Economía 2016, acordada por las diversas delegaciones, y que será presentada en la Reunión de Líderes de las Economías APEC que se llevará a cabo en noviembre en Lima, Perú.

Marcela Huaita sostuvo que la “declaración resalta la contribución de la mujer al desarrollo económico de la comunidad de Asia-Pacífico y otras partes del mundo, pero a la vez la necesidad de brindarle mejores condiciones para su empoderamiento económico con una mayor inclusión en la economía regional, especialmente, a través de un mejor acceso al capital y a los activos; acceso a los mercados; habilidades, desarrollo de capacidades y salud; liderazgo de la mujer, voz y agencia; e innovación y tecnología”.

Vale indicar que en los cuatro días que duró el encuentro se discutieron temas como: 1) los sistemas de cuidado de la economía: Reconocer, reducir y redistribuir el trabajo doméstico y de cuidado no remunerados para el crecimiento inclusivo, 2) El costo de la violencia basada en género en el contexto del desarrollo económico, 3) Mecanismos para la internacionalización de las mipymes lideradas por mujeres, 4) Alfabetización financiera y económica, e inclusión para el acceso al capital, y 5) Alfabetización digital para la inclusión económica.

La Ministra de la Mujer también resaltó que la declaración recoge el compromiso de las economías por reconocer, reducir y redistribuir el trabajo doméstico y de cuidado no remunerados para el crecimiento inclusivo. Además, reconoció que “esta carga desigual es una limitación contra el progreso de la mujer en educación, actividades empresariales, empleo, y que impactan en su acceso a la protección social relacionada con el empleo”.

Las representantes de las 21 economías que integran el APEC exhortaron la creación y expansión de los servicios públicos y privados para reducir la carga de trabajo doméstico y cuidados no remunerados de mujeres y niñas. La expansión de los sistemas de cuidado accesibles y de calidad. Al mismo tiempo, una infraestructura mejorada que incluya transporte, agua y saneamiento, pueden respaldar el ahorro de tiempo y trabajo para la mujer además de aumentar su habilidad para participar en la economía formal. Estas opciones permitirán a los trabajadores que tomen el tiempo necesario para cumplir con las responsabilidades de cuidado de otros, así como de ellos mismos.

De otro lado, señalaron que impulsarán el acceso a la alfabetización económica para el acceso al capital. La inclusión financiera de la mujer debe incluir beneficios sociales, canalizando una mayor participación al bienestar social. Este punto se complementa con la promoción al acceso del comercio electrónico para levantar los límites de las barreras hacia mercados internacionales en línea. Además de la implementación de las tecnologías de la información que conlleva a ahorros de algunos procedimientos comerciales y competir en cadenas globales.

La Declaración reconoce además el impacto de la violencia basada en género en el contexto del desarrollo económico, que está sumamente prevalente en el hogar, el centro laboral y los espacios públicos y perjudican al desarrollo humano, social y económico, tiene un impacto negativo en el futuro capital humano debido a sus consecuencias intergeneracionales.

Asimismo, instaron a la Sociedad Público-Privada a que implemente estrategias para la prevención de la violencia en el centro laboral, reconociendo que se ha identificado el centro laboral como un escenario en el que debe tomar lugar la principal prevención de violencia contra la mujer.

 

 

 

 

 

 

 

CENTRUM Católica no se hace responsable de las opiniones expresadas en el artículo publicado.

Developed by VIS