Buscar:
Edición:
Perú OCDE
17-May-2017
Perspectivas de los Trabajadores Desplazados
El estudio de la OCDE muestra que Finlandia tiene un índice más alto de desplazamiento de empleo que la mayoría de los países que conforman la organización, pero que la mayoría de estos trabajadores encuentran un nuevo empleo relativamente rápido.
Imagen del artículo

Los mercados laborales de la OCDE son dinámicos. Cada año, alrededor del 20% de los trabajos en los países de la OCDE típicos se crean o destruyen, y alrededor de un tercio de los trabajadores son despedidos o separados de su empleador.

Estos grandes flujos de trabajos y trabajadores son llevados por continuos procesos de labor de reasignación, tanto entre industrias como entre empresas en declive y en crecimiento dentro de la misma industria.

Este proceso es una importante fuente de ganancias de productividad, ya que más firmas productoras se expanden. Las empresas productivas se expanden a expensas de las empresas menos productivas y las ganancias, ya que las empresas más productivas se expanden a gastos de las firmas menos productivas y los ingresos aumentan en promedio para los trabajadores que cambian de empleo, particularmente a los trabajadores que voluntariamente renuncian a un trabajo en orden de entrar a otro.

Alrededor del 5.5% de los trabajadores finlandeses con menos de un año de permanencia se desplazan cada año como consecuencia del despido masivo o cierre de empresas, una cuota que se elevó hasta más del 7% durante la crisis financiera.

En general, a los trabajadores finlandeses desplazados les va relativamente bien en términos de los resultados del mercado de trabajo después del desplazamiento.

En tiempos normales, alrededor de cinco de seis de ellos encuentran un nuevo trabajo dentro de un año, pero para aquellos que no encuentran un trabajo rápidamente, el impacto del desplazamiento laboral es muy persistente y muchos de ellos nunca encuentran un nuevo trabajo.

Los trabajadores desplazados mayores y  con una educación limitada se enfrentan a las perspectivas más pobres después del desplazamiento.

En general, Finlandia cuenta con políticas sólidas y equilibradas para poder lidiar con la reestructuración económica y ayudar a las personas que pierden su empleo por razones económicas. En primer lugar, el derecho laboral y el régimen de despidos temporales proveen una considerable flexibilidad para los empleadores a muy bajo costo. Segundo, un proceso llamado “cambio de seguridad” tiene como objetivo informar rápidamente tanto a los empleadores como a los trabajadores sobre sus derechos y obligaciones, aunque de hecho esto se aplica sólo para despido masivo.

En tercer lugar, el sistema de beneficios por desempleo provee un adecuado apoyo a la mayoría de los trabajadores durante los períodos de desempleo. Finalmente, el servicio público de empleo proporciona servicios a los trabajadores desplazados, los cuales necesiten ayuda para encontrar un nuevo empleo.

A pesar de esta favorable política establecida, aun el reto permanece porque no a todos los trabajadores en Finlandia se benefician del mismo nivel de apoyo. Los trabajadores mayores desplazados, los obreros y aquellos con bajas habilidades luchan por encontrar un nuevo trabajo otra vez, y los que tienen mucho tiempo como desempleados se benefician poco del apoyo disponible para el empleo.

Vea el estudio de la OCDE en el siguiente link. Hacer clic

CENTRUM Católica no se hace responsable de las opiniones expresadas en las entrevistas y artículos publicados. 

Developed by VIS